Nueva York,- El senador Ed Markey se impuso este martes en las primarias demócratas de Massachusetts al congresista Joe Kennedy, que se convierte en el primer miembro de esta famosa estirpe política que pierde unos comicios en el estado del que son oriundos.

La victoria de Markey es una nueva muestra del creciente poder del ala más progresista del Partido Demócrata, que se había posicionado a favor de ese senador, que contaba con el apoyo de figuras como la congresista de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez y la senadora Elizabeth Warren.

A las 22.30 hora local (02:30 GMT del miércoles), Kennedy aceptó su derrota y concedió la victoria a Markey, de 74 años, que con el 44 % del escrutinio contaba con un 55 % de los votos, frente al 45 % de Kennedy.

La derrota de Joe Kennedy, nieto de Robert Kennedy, es la primera de un miembro de esta familia en contiendas políticas en Massachusetts.

Kennedy había decidido aprovechar su popularidad como congresista para desafiar al senador Markey en lugar de esperar a que se retirara, pero progresivamente fue perdiendo el favor de las encuestas.

El proceso de primarias en Massachusetts fue seguido muy de cerca, ya que todos sus escaños, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, se inclinan tradicionalmente por el candidato demócrata, con lo que este trámite ya decide quiénes serán los seguros vencedores en las legislativas del 3 de noviembre.

La contienda que más expectativas había levantado era la lucha de Kennedy, actualmente miembro de la Cámara Baja, por el escaño en el Senado de Markey, que lo ocupa desde 2013.

También te podría interesar:   Destacados artistas latinos apoyarán a Biden en acto de campaña en Florida

Markey recibió el apoyo de Warren, que como él es senadora por Massachusetts, y de otros demócratas más cercanos a la socialdemocracia, como Ocasio-Cortez, una política con una popularidad en alza, pese a que solo tiene 30 años y algo más de año y medio de experiencia en el Congreso.

Por el contrario, Kennedy, de 39 años, había recibido el apoyo de la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, lo que pone en evidencia la influencia de las diferentes corrientes políticas entre los demócratas.

Ocasio-Cortez no tardó en felicitar a Markey desde su cuenta de Twitter, por dar una victoria “al movimiento progresista, a las políticas del siglo XXI y al ‘Green New Deal'”, en referencia al gran pacto que proponen para hacer frente a la crisis climática desde varios frentes.

El ala moderada del partido esta cediendo terreno a un movimiento alineado con la socialdemocracia, encabezado por el senador Bernie Sanders, que tanto en 2016 como en este período electoral ha intentado hacerse con la candidatura demócrata a la Presidencia, en la que se impuso finalmente Joe Biden, un político moderado, exvicepresidente con Barack Obama y con una larga trayectoria en el Senado.

Sanders ha facilitado la llegada de nuevas figuras jóvenes y más progresistas a la formación, pese a que el “establishment”, que tiene en las elecciones de noviembre próximo su prueba más importante, sigue dominando las estructuras del partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.