Los Ángeles CA- El Festival de Cine de Los Ángeles ofrece en su programa de la mano del mexicano Manolo Caro (“Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando”) y el colombiano Juan Paolo Arias (“Las Malas Lenguas”), y coproducciones con Colombia (“Bastards Y Diablos”) y Cuba (“Sin Alas”).

Las obras de Caro y Arias quedaron enmarcadas en el apartado dedicado a la Ficción Mundial del certamen, que se desarrolla del 10 al 18 de junio en la plaza Microsoft Square.

“Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando”, protagonizada por Cecilia Suárez y Angie Cepeda, supone el tercer largometraje de Caro y cuenta cómo el marido de la protagonista sale un día de casa a comprar tabaco y nunca regresa.

Decidida a descubrir qué le ha ocurrido, no tardará en destapar secretos que permanecían ocultos sobre su personalidad.

La idea nace de una premisa universal con la que abordar algo cotidiano e hilarante”, explicó el realizador, para quien la cinta habla “del comportamiento y de “la esencia mexicana”.

“Trata sobre cómo convivimos con la muerte, la mentira o la doble moral. Yo vengo del teatro, así que quería libertad para divertirme, explorar y encontrar nuevos rumbos”.

Por su parte, “Las malas lenguas” es la ópera prima de Arias, en realidad el trabajo que presentó en la tesis de su graduación universitaria y que, finalmente, “ha tenido un recorrido mucho más largo” del que imaginaba su autor.

La cinta, según explicó el realizador, pretende romper el silencio sobre temas tabú como el aborto y la homosexualidad en una de las sociedades más conservadoras de Latinoamérica, y ofrece una mirada sobre cómo la modernidad y la riqueza coexisten con los problemas y las sensibilidades del tercer mundo.

“En Colombia, el narcotráfico ha acaparado creativamente la industria del cine y la televisión. Eso me desesperaba un poco. Yo opté por analizar las causas de la violencia en la sociedad colombiana.

Arias comentó que se crió en una familia de clase alta y que se sintió en la obligación de contar esta historia donde se defiende que cada persona debe buscar su propio destino.

“Si alguien que conoce ese mundo muy bien no se atrevía, otra persona no iba a tomar el riesgo de hacerlo”, declaró el realizador, que usa su filme para criticar “a aquellos que piensan que la plata compra la felicidad”, un pensamiento que, a su juicio, permite “perpetuar el sistema”.

En este mismo apartado del festival, se proyecta la cubana “Sin Alas”, de Ben Chace, que dijo sentirse “un privilegiado” por tener la oportunidad de presentar su obra “en un momento histórico” en las relaciones entre EE.UU. y Cuba.

“Me alegro de ser parte de este intercambio cultural entre nuestros países”.

En “Sin alas”, la muerte de una famosa bailarina remueve las emociones durante años enterradas de un viejo escritor cubano, que debe reconciliar el idealismo de su juventud con la realidad contemporánea de La Habana.

Quería rodar en Cuba y para ello adapté un cuento de Jorge Luis Borges, llamado ‘El Zahir’, que hablaba sobre la noción de algo inolvidable. En mis viajes al país me pareció que su historia estaba siempre presente y que retenía una memoria del pasado. Traté de adaptar esa idea a la situación de La Habana”.

El veterano actor cubano Mario Limonta no ocultó su satisfacción por el proceso de normalización bilateral entre EE.UU. y Cuba, iniciado en diciembre.

“Somos un pueblo que ha pasado mucho y hemos resistido embates de todo tipo, pero ahí estamos. Somos un pueblo unido. Nos gusta la libertad que tenemos y que proclamamos, y nos caracterizamos por ayudar a los demás. Nunca hemos tenido resentimiento hacia el pueblo americano”, sostuvo el intérprete, de 79 años.

Además, en la sección de Ficción Estadounidense del certamen se presenta como contendiente “Bastards Y Diablos”, una coproducción de EE.UU. y Colombia a cargo de A.D. Freese, rodada en 35 días con un equipo de seis personas y un presupuesto de 25 mil dólares.

En la cinta, dos hermanos retoman su relación durante un viaje por la tierra de su padre, recientemente fallecido.

“Para mí, que la obra esté presente en el festival.Es un gran logro dado el presupuesto y las circunstancias. Me fui a Colombia casi sin dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí