Toronto-Canadá.-La Corte suprema fallo a favor de que los médicos pueden ofrecer asistencia médica a las personas gravemente enfermas que quieran poner fin a sus vidas.

Se estableció que el suicidio asistido estará permitido en casos en que las persona sufran de forma intolerables de una condición médica sea severa e incurable.

Esta resolución dice que la enfermedad no tiene porque ser terminal.
La decisión entrara en vigor en un año, revoca un veto impuesto por la corte en 1993, Canadá se está situando así en el mismo grupo que varios países donde la práctica es legal y a beneficios de mucha gente que no desean sufrir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here