Ginebra,- Unas 350.000 personas necesitan ayuda humanitaria urgente en las proximidades de la ciudad congoleña de Goma tras la erupción del volcán Nyiragongo el pasado 22 de mayo, informó hoy la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La mayoría de las 450.000 personas evacuadas de Goma por una orden preventiva del gobierno debido a la posibilidad de otras erupciones están siendo acogidas en familias, sobre todo en las localidades de Rutshuru y Sake, y el resto están refugiados en colegios e iglesias abarrotados, señaló el organismo.

Según ACNUR, todos ellos necesitan urgentemente un refugio digno y elementos básicos de supervivencia tales como mantas, sacos de dormir y utensilios de cocina, pero sobre todo agua y comida.

«La gente está ayudando generosamente a los desplazados, compartiendo lo poco que tienen», relató la jefa de la oficina en Goma de ACNUR, Jackie Keegan.

Para descongestionar los colegios y las iglesias y permitir que los niños puedan volver al colegio, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados anunció que sus esfuerzos se están centrando en la construcción de un refugio en la ciudad congolesa de Sake.

También expresó la necesidad de ayuda psicológica en la zona, ya que muchos de los desplazados en la provincia de Kivu Norte, donde se encuentra Goma y Sake, muestran síntomas de haber sufrido traumas.

Los equipos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en la zona estimaron que casi la mitad de los desplazados son menores de 18 años y aproximadamente seis de cada diez son mujeres.

Además, al menos la cuarta parte de los desplazados pertenece a grupos vulnerables como mujeres embarazadas, enfermos crónicos, niños sin acompañamiento, ancianos o personas con discapacidades mentales y físicas, informó la OIM.

La lava ha destruido los hogares de muchas personas en Goma y los terremotos y temblores que ha experimentado la ciudad desde la erupción del volcán, aunque ya menos intensos, han llegado a derribar edificios.

«Cuando sea posible la vuelta a Goma, reconstruir va a ser un desafío, la ciudad está a los pies de un volcán activo y encima de una grieta en movimiento», lamentó Keegan.

En la provincia de Kivu Norte los conflictos y la violencia no cesan, y las necesidades y el número de desplazados ya eran altos antes de la erupción del volcán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí