Berlín,- La cifra de contagios en Alemania se ralentizó en las últimas 24 horas, con 22.461 nuevos casos de Sar-CoV-2, un descenso de algo más de un millar respecto al día anterior, en que se registró el máximo diario desde el inicio de la pandemia, con 23.542 infecciones.

De acuerdo con las cifras difundidas este sábado por el Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en Alemania, el número de fallecidos con o por el coronavirus fue de 178, frente a los 218 reportados el día anterior.

La incidencia acumulada por 100.000 habitantes y siete días ha superado durante toda la semana la media a escala nacional de 130 casos. Es decir, muy por encima de los 50 contagios por ese cómputo de población y margen de tiempo marcado por el RKI como límite a partir del cual se entra en la calificación de zona de riesgo.

En total, el número de contagios verificados en toda la pandemia es de 773.556, con 12.378 víctimas mortales. Se considera que unos 493.200 son pacientes recuperados.

LA CURVA SE DESACELERA

Las cifras de este sábado parecen reforzar la perspectiva de una desaceleración de los nuevos contagios, tal como apreció esta semana el RKI. Los mensajes, tanto de este instituto como del ámbito político, son de cautela ante una evolución que aún no puede darse por consolidada.

Alemania se encuentra desde el inicio de noviembre en una nueva fase de parón de su vida pública, que implica el cierre durante previsiblemente todo el mes de noviembre de la gastronomía, el ocio nocturno, la vida cultural y el deporte en espacios cerrados, además de la limitación de contactos personales.

Se mantienen abiertos, en cambio, los comercios y la actividad escolar, cuestión ésta prioritaria para el Gobierno de la canciller Angela Merkel. El próximo lunes, la líder alemana se reunirá de nuevo de forma virtual con los poderes regionales para analizar la evolución de la pandemia.

De la reunión no se espera una flexibilización de las restricciones actuales, advirtieron ayer fuentes gubernamentales, ya que se está aún muy por encima de los 50 contagios por siete días y 100.000 habitantes marcados por el RKI, a cuyos criterios se ciñen el gobierno y los poderes regionales para adoptar sus decisiones.

La incidencia, sin embargo, es muy distinta entre unas y otras regiones. Así, en la ciudad-estado de Berlín se sitúa en los 195 casos, mientras que en el “Land” de Mecklenburgo-Antepomerania, en el este del país, se está en los 42 contagios por 100.000 habitantes y siete días.

En toda la pandemia el gobierno federal y los “Länder” han tratado de consensuar línea comunes de acción. Sin embargo, la implementación de las medidas corresponde a los poderes regionales, que actúan de acuerdo a sus criterios e incidencia territorial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.