Jerusalén,- En apenas un mes, con confinamiento y restricciones a la actividad económica y social, Israel ha logrado bajar su porcentaje de positivos de los test realizados de un 15% al poco más de un 2%, anunció hoy el Ministerio de Sanidad.

La tendencia de bajada de casos y de ratio de positivos continúa en el país, en el que las autoridades implementan una desescalada lenta y gradual y donde las tiendas, escuelas, restaurantes y centros de ocio permanecen cerrados desde hace ya más de un mes.

En las últimas 24 horas Sanidad registró 780 nuevas infecciones, frente a las 9.000 diarias que se llegaron a detectar el mes pasado, y el porcentaje de positivos fue de un 2,1%. Además, el país tiene menos de 500 enfermos graves de COVID-19, una cifra manejable por los hospitales.

El Hadassah Ein Karem, en Jerusalén -y donde se encuentra hospitalizado por el virus el secretario general de la OLP, Saeb Erekat- anunció que cerrará dos de las salas que destinó a tratar la pandemia, tras medio año de funcionamiento, y dejará abiertas las otras dos para tratar a una treintena de pacientes aún ingresados.

El doctor Dror Mevorach, jefe de Medicina Interna en ese centro, anunció hoy en Twitter el cierre, aunque advirtió de que esos espacios “podrían tener que volver a abrir en el futuro”.

Los expertos dicen que aún hay que esperar para observar en las cifras los efectos de los primeros pasos de la reapertura: la vuelta a las guarderías, el fin de la prohibición de moverse a más de un kilómetro del domicilio y el reinicio de la actividad de los negocios sin atención al público, que tuvo lugar hace semana y media.

Anoche, el Gabinete del Coronavirus decidió los siguientes pasos a dar, entre los que destaca la apertura de las clases para los más pequeños (hasta cuarto de primaria) a partir del próximo domingo.

En un primer momento se decidió que los niños de primero y segundo irían a clase en días alternos y en burbujas de la mitad de la clase, y esta mañana se anunció que todos hasta cuarto año irán en burbujas y todos los días. Los más mayores tendrán que seguir por el momento con la enseñanza online.

También se permitirá la próxima semana la apertura de peluquerías, clínicas de medicina alternativa y algunos negocios que reciben público, pero solo de uno en uno.

Este jueves, ese gabinete especial -que vive una fuerte tensión entre la voluntad de algunos ministros de abrir más rápido y la imposición de cautela por parte de Sanidad- volverá a reunirse para tratar sobre la posible luz verde a la apertura de tiendas, que llevan cerradas desde el 18 de septiembre. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.