Bruselas.- Bélgica registra una incidencia acumulada de 872,2 nuevos casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes de media diaria en los últimos 14 días, lo que supone un avance del 239 % respecto a las dos semanas anteriores, según los datos publicados este miércoles por las autoridades sanitarias.

“En todo el país continua aumentando, era inevitable. Es algo que no podía frenarse tan rápido”, declaró el portavoz del comité interfederal belga sobre el coronavirus Yves Van Laethem, dos días después de que el país haya cerrado restaurantes, bares y cafés y aplique un toque de queda nocturno en todo el país.

La media semanal de contagios diarios se sitúa en 9.970 casos, un aumento del 68 %. El dato dobla actualmente cada nueve días, mientras que hace una semana lo hacía cada siete, lo que resulta “menos descorazonador”, agregó.

Sin embargo, Van Laethem subrayó que aunque el dato es positivo, no indica “formalmente que se va a doblegar la curva”.

“Lo observamos con prudencia pero con interés”, añadió el portavoz, quien explicó que “el 20 % de las infecciones se producen en el grupo de los 20 a los 30 años de edad” si bien hay cada vez más incidencia en los mayores de 80 años, que dobla cada semana.

La zona más afectada es Lieja (sureste), con una incidencia acumulada de 1.615 casos sobre 100.000 habitantes en los últimos 14 días, seguida de la provincia del Brabante Valón (sur) con 1.344 nuevos casos, de Namur (sur), con 1.286 casos, y de la región de Bruselas (centro), donde la incidencia es de 1.295 contagios.

“En Bruselas, el aumento es sólo del 30 %, si me puedo permitir la expresión”, agregó el portavoz, quien indicó que esa aparente ralentización podría sugerir que las medidas tomadas en la ciudad hace dos semanas empiezan a notarse positivamente.

La capital endureció las restricciones el pasado 27 de septiembre, limitando los horarios de bares y restaurantes, unos días antes que el Gobierno federal fuera en la misma dirección.

Después, este lunes, el Ejecutivo federal y los responsables regionales de todo el país impusieron nuevas restricciones, cerrando definitivamente por el plazo de al menos un mes, considerando el teletrabajo obligatorio y reduciendo los contactos sociales cercanos a una sola personas al mes de fuera del hogar.

HOSPITALES

En las últimas 24 horas se ha superado el récord de 400 ingresos por covid en el hospital, lo que lleva a 2.774 las hospitalizaciones actuales. La media semanal se sitúa en 295,3 ingresos, un 95 % más que hace siete días.

Además, un total de 446 personas se encuentran en cuidados intensivos, un aumento semanal del 88 %.

“A este ritmo, se llegará al nivel de 1.000 en uci a fin de mes” y a 2.000 a mediados de noviembre si las medidas no dan resultados, lo que supondría un “peligro suplementario” para el sistema de salud, indicó el portavoz.

En cuanto a los decesos, Bélgica registra actualmente una media de 32,1 fallecidos al día, con un aumento semanal cercano al 80 %.

CENTROS DE TEST SATURADOS

A partir de este miércoles, y con los centros de diagnóstico en apuros, Bélgica no hará test a quienes hayan estado en contacto con un positivo sino sólo a aquellos que presenten síntomas compatibles con la covid, como la pérdida de olfato y gusto, sensación de fatiga, fiebre o dolor de garganta.

Esta estrategia se aplicará al menos hasta el próximo 15 de noviembre.

En paralelo, la prensa local avanza que este viernes se celebrará una reunión en la que los responsables políticos regionales y federales podrían acordar por videoconferencia nuevas restricciones para frenar la propagación del virus, una semana después de que se decidiera cerrar restaurantes e imponer un toque de queda nocturno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.