Pekín,- La ciudad china de Qingdao, en el este del país, anunció hoy que ha detectado tres contagios asintomáticos de COVID-19 relacionados con un hospital de la ciudad en el que se trata a casos importados, y ordenó el confinamiento de los edificios donde viven y cerrar los accesos al citado centro médico.

En un comunicado publicado en su página web, la Comisión Municipal de Sanidad indica que los dos primeros casos son una auxiliar del hospital y su marido taxista, que acudió al centro médico por síntomas de un infarto cerebral leve y fue sometido allí a la prueba del coronavirus, dando positivo.

El tercero de los asintomáticos es un hombre de 58 años que se trasladó al centro, especializado en enfermedades torácicas, para ser ingresado por tuberculosis de nuevo tras haber sido dado de alta unos días antes.

La institución afirma que “inmediatamente” comenzó a rastrear a los contactos de los infectados, a los que sometió a pruebas de ácido nucleico (PCR), y se procedió a cerrar los accesos y salidas de los edificios donde residen estas tres personas, del centro médico en cuestión y también del departamento de Urgencias del Hospital Central de Qingdao.

En el comunicado, las autoridades hacen un llamamiento a los ciudadanos a mantener las medidas de higiene y distancia física, y les recuerdan que, en caso de sentir algún tipo de síntoma relacionado con la COVID-19, deben acudir a una clínica designada lo antes posible.

Según el último parte oficial, China había alcanzado ya los 56 días consecutivos sin contagios locales, una cifra que, no obstante, podría seguir aumentando, ya que los asintomáticos no engrosan esa lista, según las directrices de la Comisión Nacional de Sanidad, por lo que no se romperá esa racha hasta que aparezca un caso de transmisión local que presente síntomas.

También te podría interesar:   Erigirán un cenotafio de Rosa Duarte en el Panteón de la Patria

Qingdao, ciudad más poblada -aunque no capital- de la provincia oriental de Shandong con sus 9,5 millones de habitantes, es una urbe portuaria conocida por albergar la sede de la popular marca de cerveza Tsingtao.

El pasado 24 de septiembre, la ciudad ya había informado de dos casos asintomáticos hallados en pruebas rutinarias a estibadores del puerto que habían descargado marisco congelado de un buque.

Las cadenas de frío y las importaciones de productos congelados de otros países donde la incidencia del virus es alta están en el punto de mira de las autoridades chinas debido a su relación con algunos rebrotes de pequeña magnitud, como el vivido en julio en la ciudad costera de Dalian (noreste) en una planta de procesado de marisco.

Desde que se controló la propagación del virus en la provincia central de Hubei y en su capital, Wuhan, China ha mantenido a raya la pandemia -según los datos oficiales- excepto por rebrotes ya controlados en zonas como Xinjiang (noroeste) o Pekín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.