Rabat,- Una fábrica de cableado eléctrico en Berrechid (centro de Marruecos) se ha convertido en un nuevo foco de contagio de la covid-19 al detectarse entre sus trabajadores (2.400) un total de 120 casos de contagios.

Según dijeron a Efe fuentes gubernamentales, los casos se descubrieron ayer tras una primera tanda de tests que duraron doce horas, y no se descarta que la cantidad pueda aumentar en los próximos días, al conocerse nuevos resultados.

Algunos medios avanzan las autoridades podrían someter a la población de Berrechid a cuarentena y cerrar sus accesos, como hicieron en la ciudad de Safi para frenar la propagación del virus tras detectarse más de 500 contagios en varios focos localizados en la industria del pescado.

Las plantas industriales -de envasado de fruta, de conserva de pescado, de piezas automovilísticas o de material eléctrico- se han convertido en el entorno principal donde florecen los focos de coronavirus en Marruecos: un 47% de los contagios se han producido en plantas industriales y su entorno.

El pasado 14 de julio, el ministro del Interior convocó a la patronal marroquí para acusar al empresariado de “negligencia” en la aplicación de medidas de prevención y les advirtió de que no dudará en cerrar todas las empresas donde no se respeten esas medidas, llevando a la justicia si es necesario a los empresarios responsables.

De hecho, el ministerio ha ordenado el cierre de 514 plantas industriales o comercios por irrespeto de las medidas sanitarias durante la pandemia, de los que cerca de un centenar seguían cerrados hace diez días.

También te podría interesar:   TUI amplía al 4 de agosto la suspensión de sus paquetes a Baleares y Canarias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.