San Salvador.- El Salvador sumó el sábado 283 nuevos contagios de coronavirus SARS-CoV-2, por lo que los casos positivos se elevaron a 9.674, y se reportan 260 muertes, según informó este domingo el presidente, Nayib Bukele.

El mandatario señaló en su cuenta de Twitter que del total de nuevos contagios, 239 son locales y 44 importados (varados), haciendo alusión a los salvadoreños que regresaron al país tras unos tres meses en el extranjero por no poder ingresar a esta nación por las medidas adoptadas a nivel mundial por la pandemia.

Indicó que se han realizado 192.206 pruebas de COVID-19, todas PCR con un 99,99 % de confiabilidad.

“Recuerden que las cifras oficiales de contagios, como los fallecidos, dependen de las pruebas realizadas. El número real, se estima, es mucho mayor, en TODOS los países del mundo”, apuntó.

Del total de los positivos, 3.780 son casos activos, 5.364 salvadoreños se han recuperado de la enfermedad y se registran 260 muertes.

Hasta el sábado se habían realizado 192.206 pruebas y se tenían 9.711 casos sospechosos.

NUEVA POLÉMICA

De acuerdo con informaciones de medios locales, el Gobierno salvadoreño compró botas por 225.000 dólares a una empresa de familia del ministro de Salud, Francisco Alabi, con lo el Ejecutivo de Bukele enfrenta una nueva polémica de un posible acto de corrupción.

Según La Prensa Gráfica, la empresa Autodo S.A. de C.V. se dedica a vender repuestos para vehículos, pero fue la encargada de vender botas de hule al Ministerio de Salud.

El medio señaló que la junta directiva la componen los primos hermanos del ministro y la representante legal es su tía política Celina Quiñónez.

También te podría interesar:   Estudio revela efectividad de medicamentos para hipertensión contra covid-19

La compra de las botas fue autorizada el 17 de abril por Alabi y el detalle de esta se encuentra alojado en el Sistema Electrónico de Compras Públicas (Comprasal), agregó.

Al ser preguntado sobre el tema por periodistas, Alabi señaló que la Corte de Cuenta “ya está haciendo el análisis de todas las adquisiciones que se han realizado en el contexto de la pandemia”.

“Hoy por hoy, estamos enfocados en salvaguardar vidas. Existen procesos que hay que ir cumpliendo en paralelo y todo eso se está haciendo de la manera complementaria”, dijo.

El pasado 20 de junio, Bukele destituyó al titular de un fondo ambiental del Gobierno por supuestamente beneficiarse de una compra irregular de protectores faciales en el marco de la pandemia de la COVID-19 y dijo que solicitaría una audición a la transacción por 250.000 dólares.

Esta fue la primera destitución relacionada con posibles actos de corrupción durante la Administración de Bukele, que llegó al poder el 1 de junio de 2019.

Según un comunicado de la Presidencia, Aguilar “suministró caretas protectoras en el marco de la emergencia sanitaria de COVID-19” por un monto de 250.000 dólares y “sin tomar en cuenta varios aspectos normativos que están consignados en la legislación vigente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.