Panama.- Un grupo de 109 nicaragüenses que se quedaron varados en Panamá por la pandemia del coronavirus cruzaron este viernes hacia Costa Rica para seguir camino hacia su natal Nicaragua, en una operación humanitaria conjunta, informaron las autoridades panameñas.

Estos ciudadanos nicaragüenses permanecieron tres meses en Panamá, donde estaban trabajando en la zafra azucarera cuando se cerraron las fronteras internacionales por la pandemia, por lo que no habían podido regresar a Nicaragua, de acuerdo con la información oficial.

En Centroamérica es común la movilidad de los trabajadores de los distintos países para laborar en las zafras azucarera, de plátanos y banano, así como de café.

El grupo de 109 personas salió por el puesto fronterizo panameño de Paso Canoas, en la provincia occidental de Chiriquí, y el proceso se realizó “con la colaboración de las autoridades homólogas de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica”.

Se cumplieron “los protocolos migratorios y de bioseguridad antes de ingresar al hermano país, para seguir vía terrestre hasta su destino de origen en la República de Nicaragua”, añadió un comunicado del Servicio Nacional de Migración panameño.

Se garantizó el paso humanitario de estos ciudadanos hasta la región Peñas Blancas, zona limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua, destacó el comunicado oficial.

El pasado 2 de junio la directora del Servicio Nacional de Migración de Panamá, Samira Gozaine, adelantó a EFE que se preparaba un corredor humanitario para permitir la repatriación de los ciudadanos nicaragüenses que había venido a trabajar en la zafra azucarera.

La oficina de Migración dijo este viernes que durante la pandemia “ha atendido la salida humanitaria a nivel terrestre y aéreo de ciudadanos de diferentes nacionalidades. De igual forma, han sido repatriados panameños procedentes de otros países, bajo la previa coordinación con las autoridades diplomáticas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí