Ginebra.- La familia de los felinos, incluyendo los gatos y tigres, son susceptibles al nuevo coronavirus y los primeros pueden transmitirlo a otros de su misma especie, confirmó hoy viernes un especialista en zoonosis y enfermedades alimentarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Peter Ben Embarek.

“Hasta ahora los estudios indican que los felinos, los gatos e incluso los tigres son un grupo de animales susceptibles al virus, y que los gastos también pueden transmitir la enfermedad a otros gatos”, comentó el experto en un rueda de prensa virtual desde la sede de la OMS en Ginebra.

Un tigre resultó infectado en un zoológico de Nueva York, a lo que se suma que en España acaba de confirmarse el primer caso de un gato que había contraído el virus SARS-Cov-2, causante de la enfermedad COVID -19, con lo que suman seis casos en el mundo.

El animal experimentaba ya otros problemas de salud y era mascota de una familia en la que varios miembros se habían infectado.

Ben Embarek dijo que los perros también serían algo susceptibles al coronavirus, pero en menor medida que los gatos.

En el área de los animales criados para el consumo humano, el especialista dijo que cerdos y aves de corral “no parecen ser susceptible al virus, lo que es una buena noticia por el contacto cercano que el ser humano tiene con ellos y las cantidades que se crían en el mundo”.

Numerosos estudios en distintas partes del mundo indagan sobre qué especies animales pueden contraer el coronavirus y transmitirlo, puesto esto daría pistas sobre el animal que lo transmitió al ser humano.

El consenso científico y en el que la OMS ha insistido varias veces en las últimas semanas es que el SARS-CoV-2 tiene origen natural y que su “reservorio” -como el de varios otros tipos de coronavirus- son los murciélagos; a los que, sin embargo, no afecta.

Determinar si las especies animales que están en contacto cercano y constante con el ser humano (como mascotas o animales de granja) también es importante para evitar que más animales se conviertan en nuevos “reservorios” naturales e infecten a los humanos en el futuro.

En tanto, saber con certeza qué animal jugó el rol de “intermediario” entre el murciélago y el hombre en la actual crisis es esencial “para evitar que está situación se repita meses o años después”.

En la pandemia del SARS en 2003 (otro coronavirus) se ha establecido que el “intermediario” fue el gato siberiano.

Ben Embarek aseguró que el nuevo coronavirus solo tiene “afinidad” con ciertos animales: “No puede, en absoluto, invadir cualquier cosa que toca o que se mueve”.

Sobre el origen geográfico de la pandemia, el experto de la OMS dijo que hasta ahora se sabe que el mercado de animales silvestres de Wuhan “o fue el origen o tuvo un rol de amplificador” del virus.

Los primeros casos severos de COVID-19 se detectaron en diciembre en personas que tenían una relación con ese mercado, sea porque lo frecuentaban o porque trabajaban allí.

También está por determinar si la transmisión del coronavirus ocurrió desde un animal infectado a una persona o si un individuo que ya portaba el virus lo propagó allí en su contacto con otros en un entorno de hacinamiento y carente de higiene, como era el caso de ese mercado, que actualmente está clausurado.

La pandemia ha hecho saltar a la vista la existencia de ese tipo de centros de abastecimimento, no solo en China, sino en numerosos países del mundo, y de la necesidad de que cumplan con las medidas de higiene y seguridad esenciales.

Ello incluye una buena gestión de los desechos, del tránsito de personas y mercancías, la separación entre animales vivos y productos de animales, así como entre estos y las áreas donde se venden frutas y verduras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí