Redacción Internacional.- La ciudad china de Wuhan, de donde partió la pandemia de coronavirus, se prepara a poner fin el miércoles a 11 semanas de cuarentena y hoy ha despedido con una ceremonia festiva al personal sanitario desplazado desde otros lugares del país para evitar el colapso hospitalario durante los peores momentos de la crisis.

La ciudad ha dicho adiós a un centenar de enfermeras de la provincia oriental de Shandong que quedaban en la ciudad y fueron parte del contingente de más de 42.000 sanitarios de todo el país destinados a finales de enero y principios de febrero a la provincia de Hubei y, en particular, a su capital, Wuhan.

En Wuhan han fallecido hasta hoy 2.571 personas por COVID-19 de las 3.331 que han muerto en toda China y se han registrado 50.008 contagios de los 81.708 del país. Las ultimas cifras publicadas hoy indican que en las últimas 24 horas ha habido cero contagios y un solo muerto.

Hace unos días empezaron a abrir comercios en la ciudad, pero sólo se puede entrar en ellos con mascarilla y presentando en el móvil un certificado que acredite que la persona está sana.

En el conjunto de China, según informó hoy la Comisión Nacional de Sanidad, el número de contagiados “activos” por el coronavirus SARS-CoV-2 es de 1.299; es la primera vez desde enero que la cifra queda por debajo del listón de los 1.300. Quedan 265 pacientes en estado grave.

Mientras tanto Japón, que por la proximidad geográfica fue de los primeros países afectados pero donde el número de contagios y defunciones se mantuvo relativamente bajo, está registrando una aceleración de la epidemia que ha llevado al Gobierno a decretar el estado de emergencia.

El primer caso de coronavirus se registró en Japón el 16 de enero y hasta la fecha se han contagiado 4.600 personas, de las cuales 105 han muertos, incluyendo los casos de un crucero que amarró en el puerto de Yokohama a comienzos de febrero.

La declaración de emergencia, que se producirá formalmente mañana, permite a las autoridades locales imponer una serie de restricciones que afectarán a siete prefecturas del país, incluida Tokio, y se prolongará por un mes.

En los últimos días las autoridades de Tokio han pedido al Gobierno central que declare el estado de emergencia con el fin de atajar un incremento de casos notado en la capital.

El primer ministro Shinzo Abe, sin embargo, se ha venido resistiendo a adoptar esa decisión, entre otras razones por el impacto económico que pueden tener. Abe está, de hecho, preparando un paquete de emergencia económica que medios locales cifran en un billón de dólares.

Tokio y otras seis prefecturas reciben poderes para, por ejemplo, cerrar colegios, prohibir eventos públicos o pedir a la población que no salga de su casa. El sistema legal japonés, sin embargo, no establece sanciones para quienes no cumplan.

LOS CONTAGIOS SUPERAN 1.200.000 EN EL MUNDO

En todo el mundo, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, el número de contagiados son 1.211.214, aproximadamente 77.000 más que en la jornada anterior.Las muertes ascienden a 67.666, lo que supone un ascenso diario de 4.782, sensiblemente menor a los casi 5.800 de la jornada anterior

Los.datos muestran un freno de los casos nuevos en Europa que todavía no se ha alcanzado en América.

Por regiones, Europa concentra más de la mitad de los casos (655.000), seguida de América (352.000) y Asia-Pacífico (112.000), aunque sólo en el caso americano hay una curva ascendente de contagios.

Estados Unidos es el país con más contagiados e Italia el que ha registrado más muertos, por delante de España y China.

En Italia los muertos por coronavirus ascienden ya a 16.523, al registrarse 636 más en las últimas 24 horas, una cifra superior a los 525 del domingo, que fue la más baja en casi tres semanas.

Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 132.547, una diferencia de 3.599 respecto al domingo y una cifra inferior al día anterior, lo que parece confirmar la ralentización de los contagios en Italia, según los datos proporcionados hoy por Protección Civil.

España alcanzó este lunes los 13.055 muertos por coronavirus, tras registrar 637 nuevos fallecimientos en las últimas veinticuatro horas, por lo que continúa la ralentización progresiva iniciada el sábado, mientras que también baja el ritmo de nuevos contagios.

Los nuevos casos totalizan 135.032, con un incremento diario del 3,2 por ciento, el ritmo de crecimiento más bajo desde el inicio de la extensión de la pandemia en España, según los datos divulgados hoy por el Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) considera que en España todavía no hay una idea clara de la propagación del virus fuera de los hospitales, en particular en las residencias de ancianos y en domicilios donde se está atendiendo a personas sintomáticas.

El coordinador médico de la misión de MSF para España, Luis Encinas, a través de una videoconferencia con los medios de prensa acreditados ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, dijo que en España faltan test de diagnóstico y que el rastreo de los contactos todavía es incipiente.

Recordó que si bien España tiene el 0,6 % de la población mundial, en esta pandemia cuenta por el 20 % de muertes.

NUEVA YORK SE PLANTEA ENTIERROS TEMPORALES EN PARQUES

Algo similar está ocurriendo en otros países como EEUU, donde hoy se superaron los 10.000 fallecimientos. Hoy el concejal de Nueva York Adam Levine dijo que las autoridades “no tienen la capacidad de hacer tests (de coronavirus) al gran número de personas que están muriendo en sus casas”, por lo que solo constan en los certificados los fallecidos a causa del COVID-19 a aquellos que tuvieron un positivo y “eso casi con seguridad significa que estamos subregistrando las víctimas de la pandemia”.

Las cifras de contagios y de fallecimientos por COVID-19 en Nueva York dieron este lunes señales de estabilización por segundo día consecutivo, lo que a juicio de las autoridades indicaría que la enfermedad puede haber alcanzado ya su punto máximo en este estado. En las últimas 24 horas, 599 personas murieron por el coronavirus, prácticamente el mismo número que el día anterior, y entre el domingo y el lunes se redujo el ritmo de nuevas hospitalizaciones, ingresos en cuidados intensivos e intubaciones.

No obstante, Nueva York sigue siendo el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos, acumula con estas últimas cifras un total de 4.758 muertos y de 130.689 casos de COVID-19 confirmados, frente a los algo más de 122.000 que tenían un día antes.

De hecho, en su cuenta de Twitter, el concejal Levine dijo que “pronto” se harán “entierros temporales” utilizando “un parque de la ciudad de Nueva York para sepulturas” en el que “se excavarán zanjas para diez ataúdes en línea” de forma “digna, ordenada y temporal”, una posibilidad que confirmó una hora después el alcalde Bill de Blasio en su rueda de prensa.

Preguntado por la cuestión, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, no quiso “entrar en detalle” y afirmó que “aún no estamos en el punto en el que haya que hacer eso”.

JOHNSON HOSPITALIZADO Y BARADKAR RETOMA LA BATA BLANCA

El primer ministro británico, Boris Johnson, que está contagiado, ha sido hospitalizado la pasada noche para ser sometido a pruebas médicas hoy lunes.

Johnson, de 55 años, llevaba diez días aislado en su residencia del 10 de Downing Street tras dar positivo en coronavirus, pero ante la falta de una mejoría, los médicos recomendaron su ingreso en el hospital como medida de precaución.

Ante su ausencia, el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, se hará cargo de atender los asuntos del Gobierno y este lunes presidió la reunión de emergencia del Ejecutivo.

Mientras tanto, el primer ministro irlandés en funciones, Leo Varadkar, ha reactivado su licencia de médico para efectuar un turno semanal en un hospital de Dublín, a fin de aliviar la escasez de personal causada por la crisis del coronoavirus.

El dirigente democristiano trabajó como doctor durante siete años, pero se dio definitivamente de baja del colegio de médicos en 2013, un año antes de asumir el puesto de ministro de Sanidad. Según informa hoy el diario “The Irish Times”, Varadkar, de 41 años, renovó su licencia profesional el pasado marzo, cuando la epidemia de Covid-19 comenzó a golpear a este país.

ESTADOS UNIDOS SE PLANTEA EMITIR CORONABONOS

El principal asesor económico del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, mostró este lunes su apoyo a la posibilidad de que el Departamento de Tesoro emita bonos para financiar la lucha de EE.UU. contra el coronavirus y mitigar su impacto.

En una intervención de CNBC, Kudlow admitió que le gustaba la idea de “bonos de guerra” para financiar los esfuerzo para mitigar los efectos del coronavirus. “Hemos dado vueltas a esto antes. El secretario (del Tesoro), yo, el presidente y otros hemos hablado de vender bonos a largo plazo”, dijo aunque matizó que de momento solo una idea.

En Europa los verdes Europeo y dos comisarios han apoyado hoy la idea de emitir coronabonos, pero este proyecto necesita el apoyo de los gobiernos.

El ministro francés de Finanzas Bruno Le Maire, volvió a pedir hoy en una intervención en la que dijo que la pandemia del coronavirus provocará en Francia este año la mayor recesión de su economía desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, y amenaza con acabar con la zona euro. Francia ha sumado 833 muertes en un día por coronavirus, que elevan el total desde el principio de la epidemia hasta las 8.911: hay 7.072 personas en unidades de cuidados intensivos. El número de contagiados es de 93.780.

Los ministros alemanes de Exteriores, Heiko Maas, y de Finanzas, Olaf Scholz, han publicado hoy una carta en varios medios europeos en la que no mencionan los “coronabonos”, pero opinan que los medios financieros que aporte la Unión Europea (UE) a los países más afectados por el impacto de la COVID-19 “no tienen que estar vinculados a innecesarias condiciones” ni a la vigilancia de una Troika.

Berlín considera que no es el momento de vincular las ayudas a unas condiciones que “equivaldrían a una caída en la política de austeridad como la aplicada tras la crisis financiera”, escriben los ministros alemanes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí