Voz de América – Redacción,- La organización no gubernamental Human Rights Watch ha pedido una acción inmediata para detener lo que dice que es un abuso sexual generalizado en Corea del Norte.

El reciente estudio de tres años del grupo sobre el tema reveló que el abuso contra las mujeres se acepta como parte de la vida cotidiana en Corea del Norte, según dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch.

“Muchos norcoreanos dijeron a Human Rights Watch que cuando un funcionario o persona en el poder elige a una mujer, no tiene otra opción que cumplir. Tiene que hacer lo que él le pida, ya sea por sexo, dinero u otros favores. Las mujeres entrevistadas dijeron que los depredadores sexuales incluyen funcionarios de alto rango del partido, pero también guardias de prisiones y centros de detención, interrogadores, policías y oficiales de la policía secreta, fiscales e incluso soldados”.

Roth dice que las voces de las mujeres norcoreanas que podrían intentar obtener justicia están silenciadas en la dictadura de Kim Jong Un.

En su informe Human Rights Watch dice que: “El gobierno de Corea del Norte no investiga ni procesa las quejas, ni brinda protección y servicios a las víctimas, e incluso afirma que el país es poco convincente libre de sexismo o violencia sexual”.

También te podría interesar:   Hallan 15 cuerpos en fosas clandestinas en estado mexicano de Guanajuato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.