BBCMundo. El gobernante Partido Popular, PP, ganó este domingo las elecciones generales en España pero quedó lejos de la mayoría absoluta y los votos se repartieron entre vairas formaciones, algo que dificultará la formación del futuro gobierno.

Con el 99% de los votos escrutados, el PP es el partido más votado con 123 diputados y el 28,72% de los votos, seguido del Partido Socialista Obrero Español, PSOE, con 90 escaños y el 22,02%.

Podemos se perfila como tercera fuerza con 69 escaños y el 20,4% y Ciudadanos queda en cuarto lugar con 40 diputados y el 13,93%.

En el caso de Podemos, el total de escaños y porcentaje corresponde a esta formación política y a sus candidaturas en tres comunidades: En Comú Podem en Cataluña (12 escaños y un 3,6% de los votos), Compromís en la Comunidad Valenciana (9 y un 2,7%) y En Marea en Galicia (6 y un 1,5%).

Se trata de unos resultados muy fragmentados que pueden complicar la formación de gobierno.

Elecciones generales en EspañaImage copyrightGetty

 

Desde los comicios de 1982 los dos grandes partidos (PP y PSOE) siempre habían sumado al menos dos tercios de los votos y un mínimo de 282 de los 350 escaños del Congreso.

¿Por qué son distintas estas elecciones en España?

Analistas dicen que hay distintos escenarios posibles, como una coalición de centro-derecha entre el Partido Popular y Ciudadanos o un pacto de centro-izquierda entre PSOE, Podemos y otras formaciones.

También se baraja la posibilidad de una gran coalición PP-PSOE, al estilo de Alemania.

Ciudadanos y Podemos presentaron candidatos nacionales por primera vez para desafiar a los dos partidos tradicionalmente más grandes.

También te podría interesar:   Al menos 18 detenidos en protestas contra el confinamiento en Australia

“Gracias”

El presidente del gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, habló desde el balcón de la sede del Partido Popular en Madrid para dar las gracias a sus votantes.

Rajoy se mostró dispuesto a formar gobierno y subrayó que el país necesita “un gobierno estable”, reconociendo los esfuerzos que se han hecho en España en los últimos años.

 

“El margen de mejora es muy grande pero para ello España necesita un gobierno que tenga apoyo parlamentario”, declaró Rajoy, quien además valoró positivamente el índice de participación en las elecciones.

Dada la pérdida de la mayoría, Rajoy reconoció la necesidad de diálogo para poder seguir adelante.

“España quiere cambiar”

Por su parte, el secretario general y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró en su aparición ante los medios que le corresponde al PP la esponsabilidad de formar gobierno al haber ganado las elecciones generales, pero advirtió que “España quiere izquierda y quiere cambiar”.

Sánchez se dirigió a los militantes socialistas en el interior de la sede de Ferraz tras confirmarse que el PSOE, con 91 escaños, quedó como segunda fuerza por detrás del PP (122).

“España quiere izquierda y quiere cambiar, pero también es cierto que los españoles han decidido que la primera fuerza sea el PP”, remarcó el líder del PSOE, que telefoneó a Mariano Rajoy para felicitarle por la victoria.

“Una nueva transición”

El director de campaña de Podemos, Íñigo Errejón, quien ha declarado que se ha terminado “el turnismo político y el bipartidismo” y que se abre una nueva etapa en la historia de España que está “en puertas de una nueva transición”.

También te podría interesar:   La UE espera impulso político para acuerdo de inversiones con China en cumbre

Si bien Errejón ha querido mantener en todo momento la prudencia respecto a los datos, ha sido interrumpido por la euforia de sus compañeros que en una sala contigua gritaban “remontada” y “sí se puede”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.