California.-El ayuntamiento de San Francisco se unió al boicot que organizaciones de defensa de los derechos de los colectivos LGBT han organizado en contra del estado de Indiana después de que su gobernador firmara una ley que permite se discrimine a gays y lesbianas por motivos religiosos.

Los que apoyan la normativa  conocida como “Ley de restauración de la libertad religiosa” y que permite utilizar las creencias religiosas como defensa aseguran que evita que los dueños de negocios se vean obligados a prestar servicios en contra de su religión.

Después de que el gobernador de Indiana, el republicano Mike Pence, firmara la controvertida ley, ejecutivos de empresas importantes como Jeremy Stoppelman, de Yelp, o Tim Cook, de Apple, mostraron su decepción.

Stoppleman y Cook pidieron a otros estados que están discutiendo leyes similares que no sigan el camino de Indiana.
Mientras, el hashtag #BoycottIndiana en Twitter y prominentes figuras públicas como Hillary Clinton publicó en la red social mensajes de condena de la ley.

Los defensores de la ley dicen que esta está inspirada en una normativa federal sobre libertad religiosa de 1993 y aseguran que otros 19 estados tienen legislaciones similares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí