Pekín.-Dos miembros de una secta en China fueron ahorcados por asesinar a una mujer en un restaurante de McDonald’s.
La víctima fue golpeada por un hombre y su hija, miembros del grupo denominado Iglesia del Dios Todopoderoso, después de que se negara a darles su número de teléfono.
El ataque ocurrió en la provicina de Shangdong, en el este del país, en mayo del año pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí