La misión de Naciones Unidas en Afganistán dice que el atentado suicida que mató a 89 personas en la provincia oriental de Paktika fue el peor del año.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también condenó lo que su portavoz describió como una acción criminal despreciable.

Todavía no está claro quién estuvo detrás del ataque, en el que un sospechoso que era perseguido por la policía detonó una bomba en su auto en un mercado atestado de gente haciendo compras para la celebración de ramadán.
Paktika es un bastión de la red militante Haqqani, donde ha habido numerosos atentados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí