Santiago de Chile.-Investigadores del Instituto Antártico anunciaron el descubrimiento del virus de gripe aviar en pingüinos de la Antártica.

La investigación recolectó muestras de 301 ejemplares de pingüino Adelia durante la última Expedición Científica Antártica.

El virus evolucionó aisladamente del resto del mundo. Si bien no causa enfermedad en los pingüinos, tiene una alta capacidad de mutación y puede volverse patogénico.

«El riesgo para las personas que visitan la Antártica es mínimo, porque es un contacto no estrecho entre animales y personas, y además el virus encontrado acá es uno que está adaptado a pingüinos. Distinto sería el caso si es que este virus muta y se vuelve patógeno para las personas, pero eso afortunadamente es poco probable», aseguró Daniel González, científico líder del proyecto, de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Concepción.
La bahía Almirantazgo (Shetland del Sur) y la isla Kopaitic (rada Covadonga), fueron los sitios de obtención de muestras sanguíneas, de cloaca y tráquea de cada pingüino estudiado.

El proyecto fu una colaboración entre el Inach, la OMS y el Centro de Colaboración para la Referencia e Investigación de la Influenza, en Melbourne, Australia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here