PARÍS.-La empresa biomédica francesa Carmat reveló que empezó las primeras pruebas humanas con su prototipo de corazón artificial, que tiene como objeto superar la escasez de órganos donados para trasplantes.
La operación para implantar la unidad autosuficiente en la cavidad pectoral del paciente se realizó el pasdo miércoles pasado en el hospital George Pompidou.
No se nombró al paciente  que está en cuidados intensivos aunque se dijo que estaba consciente y hablando a sus familiares.
Carmat añadió que todavía es muy temprano para sacar mayores conclusiones sobre la operación.
Los corazones artificiales han sido usados durante muchos años como solución a largo plazo para los pacientes con problemas cardíacos crónicos, pero el producto de Carmat supone proveer una solución a largo plazo que permita al paciente regresar a casa e, inclusive, al trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.