París.-El presidente de Francia, François Hollande, aseguró que si la alumna gitana de origen kosovar que fue deportada la semana pasada solicita su regreso al país para proseguir su escolaridad, podrá ser acogida pero no su familia.
«Será bienvenida.

Estudiantes en Francia organizaron protestas esta semana contra la deportación de Leonarda Dibrani, de 15 años, quien fue detenida delante de sus compañeros de clase en un viaje escolar y enviada a Kosovo.
Fue expulsada junto con sus padres y cinco hermanos después de que perdieron su batalla legal para recibir asilo en Francia.
Dibrani ha dicho que considera a Francia su casa, pero que no va abandonar a su familia y volver sola.
«Hollande no se ha compadecido de mi familia. No tiene corazón, no entiendo por qué dice que se van a ocupar solo de mí», aseguró Dibrani.
Una investigación gubernamental concluyó que las autoridades actuaron conforme a la ley.
«No hubo ninguna falta y se respetó la ley», indicó Hollande.
El padre de Leonarda, Reshat, dijo que había mentido a las autoridades francesas con el objetivo de obtener asilo.
Dijo Que admitió haberle dicho a los funcionarios que toda su familia era de Kosovo, a pesar de que él era el único, y reconoció que su esposa y cinco de sus seis hijos, entre ellos Leonarda, nacieron en Italia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí