EL Cairo.-Miles de seguidores del depuesto presidente de Egipto Mohamed Morsi se concentraron en una mezquita del distrito de Nasr, en El Cairo, para exigir su vuelta al poder.

Los manifestantes aseguran que no se irán de las calles hasta que regrese.
Mientras tanto, el presidente interino nombrado por los militares, Adli Mansur, informó que está considerando varios candidatos para ocupar el puesto de primer ministro y negó informes previos que decían que había designado al Premio Nobel de la Paz, Mohamed El Baradei en el cargo.
Por otra parte, este domingo se conoció que se registró un atentado contra un gasoducto en la península del Sinaí, que provocó la interrupción del suministro de gas a Jordania.
Se sospecha que el ataque fue perpetrado por militantes islámicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí