SANTO DOMINGO. La directora del Teatro Nacional tiene como prioridad que se resuelvan los problemas que afronta la planta física del recinto cultural, que el próximo mes celebrará sus 37 años de su creación.

«Tengo la esperanza de que podamos resolver los problemas en la infraestructura, porque es algo con lo que he luchado desde que asumí la dirección del Teatro Nacional ha ce ya dos años», refirió Catana Pérez de Cuello.

Al hacer un balance del tiempo que lleva su administración, sostiene que el personal que labora bajo su mando está en armonía y la agenda de trabajo se desarrolla sin mayores inconvenientes.

«Me parece que somos una institución autosostenible gracias al apoyo del Ministerio de Cultura. Estamos avanzando y ya hemos abierto el calendario del próximo año», refiere.

Catana ha abierto el Teatro Nacional a las propuestas de calidad, no importa el género. «El que tenga un nombre digno de la sala Carlos Pianti puede visitarnos», contó.

Coloquios, cursos, charlas y talleres ocupan la sala de la Cultura. Allí artistas, escritores y organizaciones se benefician de las facilidades que le da para la exposición de sus actividades. «En nuestra gestión le estamos dando mucho respaldo al talento joven. Esta semana, se presenta la joven pianista Ninoska Méndez con el total auspicio a ese talento que necesita darse a conocer, pueda usar los recursos que recaude para su proyección», relató con mucho entusiasmo.

Los 37 años del Teatro Nacional

Manifiesta los días 8 y 9 de agosto se festejará el 37 aniversario con dos grandes producciones en la sala Carlos Piantini: los conciertos de la Orquesta West-Eastern Divan, conducida por el maestro Daniel Barenboim, y la obra Bodas de Sangre, del inmortal Federico García Lorca.

La Orquesta West-Eastern Divan interpretará cinco Sinfonías de Ludwig van Beethoven, bajo la dirección del afamado maestro Daniel Barenboim.

El viernes 13 y el sábado 14 a las 8:30 p.m., y el domingo 15 a las 7:00 p.m., con la co-producción de la Fundación Amigos del Teatro Nacional, será presentada la grandiosa producción Bodas de Sangre, una de las obras más importantes de la dramaturgia del inmortal autor español Federico García Lorca.

Bodas de Sangre está basada en un hecho real marcado por el destino y la pasión incontrolable que desata una joven pareja, ocurrido en la España rural en 1928. Para esta ocasión será ambientada en un paraje de la región del Cibao, hacia la década de los años cincuenta.

La dirección y puesta en escena de este singularísimo montaje está bajo la visión y responsabilidad de Flor de Bethania Abreu, quien contará con un elenco formidable, pocas veces reunido en los escenarios dominicanos, encabezado por las destacadas actrices María Castillo, Carlota Carretero y Karina Noble, al igual que los veteranos Iván García y Lidia Ariza.

El reparto lo completan Amauris Pérez, Ernesto Báez, Miriam Bello, Wilson Ureña, Orestes Amador, Isabel Spencer, Karina Guerra, Ana Lía Arias, Johanna González, Josué Guerrero y Diógenes Medina.

Como invitados especiales para la música en vivo, escogida del repertorio de Juan Luis Guerra, estarán los reconocidos Edis Sánchez y su grupo Drumayor, así como Guarionex Aquino. La escenografía y el diseño de luces competen a Bienvenido Miranda, mientras que el vestuario es diseño de Iván Miura.

La sobresaliente producción cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura y se enmarca dentro de Santo Domingo, Capital Americana de la Cultura, 2010.

A tomar en cuenta

Las presentaciones serán en agosto, el viernes 13 y el sábado 14 a las 8:30 p.m., y el domingo 15 a las 7:00 p.m. Las entradas ya están a la venta en la boletería del Teatro Nacional, al cómodo precio de $750.00 platea, y $500.00 balcón, para que nadie se pierda estas Bodas de Sangre impactantes, intensas, inolvidables…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here