Barcelona (España), (EFE).- Beethoven no es el autor de “Para Elisa”, sino que el verdadero creador de esta famosa pieza es un tal Ludwig Nohl, un musicólogo que utilizó unos manuscritos del sordo genial para “componer” la obra, según una teoría del investigador italiano Luca Chiantore.

Esta argumentación forma parte de los resultados de un largo trabajo de ocho años sobre Beethoven y su relación con el piano, e incluye otras pruebas que demuestran que el Beethoven que hoy se escucha es profundamente distinto del que sonó en su día, en los años posteriores a la Revolución Francesa.

Chiantore, musicólogo y pianista especializado en la historia de la interpretación, propone esta relectura acerca de la creación de “Para Elisa” en su tesis doctoral, que mañana defenderá en la Sala de Grados de la Universidad Autónoma de Barcelona, informado hoy fuentes de este centro.

El autor de la investigación señala que “Para Elisa” no se dio a conocer hasta 1867, justo 40 años después de la muerte del compositor, y de ella sobrevive únicamente un esbozo manuscrito que no presenta la obra en el formato que actualmente se conoce.

Según los datos históricos y musicológicos aportados por Chiantore, fue “casi con toda seguridad” Ludwig Nohl, un joven musicólogo alemán, quien aprovechó esos apuntes autógrafos para “componer” la pieza atribuida hoy a Beethoven.

Una amplia serie de evidencias avalan esta suposición, según Chiantore, que las ha sintetizado también en uno de los capítulos de su próximo libro, dedicado precisamente al autor del “Claro de Luna” (“Beethoven y sus ejercicios técnicos, entre composición, improvisación e investigación sonora”) que será publicado próximamente por la editorial Nortesur.

Chiantore, italiano afincado en España, dirige desde 2003 Musikeon, el centro de servicios musicológicos y formación musical especializada, con sede en Barcelona (noreste) y en Valencia (este), que ha subvencionado esta investigación.

Es además autor de una Historia de la técnica pianística, publicada en España (Alianza Editorial 2001), libro de lectura obligatoria en Conservatorios, Universidades y Escuelas Superiores de Música de muchos países. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí