NUEVA YORK. Constituyó un éxito a casa llena la puesta en escena del espectáculo “Llegando” con Raymond Pozo y Miguel Céspedes, Los Nuevos Reyes del Humor, en el teatro United Palace del Alto Manhattan de New York la noche de este sábado.

El público dominicano que radica en la urbe neoyorkina disfrutó de comienzo a fin el contenido de la producción humorística, que, en esta oportunidad, contó con las actuaciones especiales de Cuquín Victoria, Alex Bueno, Miriam Cruz, Waso Brazobán y Los Adolescentes.

El espectáculo, que ya había sido puesta en escena con resonante éxito en el teatro La Fiesta del hotel Jaragaua, esta vez también contó con la animación del “show-man” Jochy Santos, la producción artística de Edilenia Tactuk, la dirección musical del maestro Dioni Fernández y la producción general de Vidal Cedeño.

Raymond y Miguel hicieron estallar en carcajadas a todo el auditorio en el discurrir de su actuación, en la que desfilaron la mayoría de sus personajes humorísticos de mayor popularidad. Naturalmente, no pudo faltar el popularísimo Tubérculo Gourmet, encarnado por Raymond, el que con sus ocurrencias provocó la la hilaridad permanente en el público mietras se mantuvo  en escena.

La de Raymond y Miguel en el United Palace resultó una propuesta impactante, generando salvas de aplausos y ovaciones de parte de la concurrencia.

Los artistas que lo acompañaron lograron muy buena receptividad, pero la gran sorpresa de la noche fue Alex Bueno, quien llevaba alrededor de cinco años que no pisaba un escenario neoyorkino. Alex conectó con la audiencia con un repertorio de éxitos, entre los que se encontraban “Voy a ser gigante” y “Dime”. Alex gustó tanto al público que fue el único artisa de la noche al que de tanto el auditorio pedirle de pie “¡otra!”, se vio obligado a volver al escenario para complacer la petición.

Wason Bazobán ofreció varias de sus canciones y Miriam Cruz puso en movimiento al público femenino con “Las loba”, entre otros temas que se convirtieron en éxitos en su voz.

La última actuación de la noche fue la del grupo venezolano Los Adolescente, una verdadera orquesta-show, que levantó a los asistentes de sus asientos y los puso a bailar al ritmo de su salsa, con una demostración de su director, Porfi Baloa, de que es un virtuoso en el dominio de varios instrumentos, además del piano.

Baloa también tocó trombón, timbal, bajo y tumbadora. El espectáculo culminó alrededor de la medianoche, dejando a la concurrencia completamente satisfecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí