ALFONSO QUIÑONES

DIARIO LIBRE

SANTO DOMINGO-. Linda, el guloya mayor de los Cocolos de San Pedro de Macorís, agrupación patrimonio mundial intangible de la humanidad, inició su viaje a la verdadera trascendencia, en la madrugada de este domingo, alrededor de la 1:45, después de una lucha tenaz contra un fulminante cáncer de hígado que lo tuvo de hospital en hospital y de clínica en clínica, desde el mes de mayo.

Se llamaba Donald Hullester Warner Henderson, tenía 79 años de edad y había comenzado a danzar el 25 de diciembre de 1944, como parte de una tradición que estaba en peligro de desaparecer y por ello fueron incluidos en la Lista de Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, por la Unesco, en el 2005.

El cadáver de Linda es velado en la Logia de San Pedro de Macorís en el barrio Miramar, y el sepelio se espera que sea este lunes, a las 4:00 de la tarde, en el cementerio de Santa Fe, en esa localidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí