ANKARA. Abdullah, de 83 años, y Kubra, de 82 años, llevaban casados desde 1945. Aunque en los últimos 27 años no se dirigieron la palabra, en algo sí se pusieron de acuerdo: murieron el mismo día con sólo dos horas de diferencia.

Abdullah y Kubra Yalcinkaya vivían en la ciudad occidental turca de Aydin y demostraron tener una muy sólida relación, pese al silencio autoimpuesto en el último cuarto de siglo, según informó hoy la prensa local.

Abdullah y Kubra se enamoraron a la tierna edad de 19 y 17 años y deseaban casarse, pero sus respectivas familias se negaban a permitir la relación, por lo que optaron por huir de casa y formar un hogar propio, y vivir como un matrimonio, que formalizaron en 1945.

En los 37 años siguientes vivieron como una pareja feliz y, al no poder tener hijos propios, decidieron adoptar a un sobrino, pero en ese fatídico año tuvieron una pelea conyugal, tras la que no se dirigieron más la palabra en los 27 años siguientes, pese a los intentos de reconciliación de sus familiares.

Abdullah se mudó a una habitación del sótano de la misma casa, que también incluía una tienda.

La esposa falleció hace dos días y su esposo Abdullah quedó tan abatido por la tristeza que murió dos horas más tarde.

Tras el funeral de ambos, el hijo adoptivo dijo a la prensa que la pareja se quería muchísimo, pero que al mismo tiempo eran muy tozudos.

“Insistimos mucho en que ambos volvieran a hablar y probamos fórmulas interesantes de las que se podría escribir un libro, pero no pudimos superar su tozudez. Se querían mucho, como era sabido, pero su obstinación fue rota sólo por la muerte”, comentó el hijo

También te podría interesar:   Los casos de coronavirus en R.Dominicana se acercan a los 100,000

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.