SEVERO RIVERA.
SANTO DOMINGO. El otro día una persona ajena a los medios de comunicación me hizo la siguiente pregunta: ¿Qué se necesita para hacer un programa de radio o televisión?
Lo cierto es que me la puso en la “China” como dicen. De repente le dije que en estos tiempos de “apertura” no se necesitaba ser un profesional de la comunicación, ser locutor o tener una formación que le sirviera de aval para ingresar a la televisión o a la radio.
Se me ocurrió compartir con los lectores de esta revista algunos de los puntos o “requisitos” para estar en el medio. De paso, si alguien se anima, puede sugerir otros.
A saber:
1.   Dinero para ir a comprar un espacio. Son escasos los canales de televisión o emisoras que reparan si la persona tiene no talento.
2.   Luego de que se instale ubíquese un par de amigos, ya sea en el gobierno, instituciones descentralizadas o el privado. Haga sus negocios con ellos y de inmediato comenzará a fluir la publicidad.
3.   Para el cobro de los anuncios, independientemente de que las publicitarias le cobrarán un porcentaje, usted deberá dejar una “borona” en efectivo para algunos lobistas.
4.   No se preocupe por su acervo cultural. Aquí nadie se mete con eso, es más está muy de moda utilizar un lenguaje soez y rastrero. Eso de que el uso de la radio y la televisión era para educar y entretener pasó a la historia, ahora hay que “buscarse un dinero a toda costa, antes de que nos coja la noche”, refieren algunos de los “expertos” que medran en esos medios.
5.   Si es mujer y carece de experiencia o no tiene discurso. No se preocupe, si tiene una buena presencia, eso basta. Lo demás es “adorno”.
6.   Si usted tiene vínculos con algún pre-candidato de lo que sea, le va mucho mejor, se valen de ellos para insertarse en el medio. A algunos de ellos no les interesa que se les pague, pues su negocio es otro. Les va súper bien porque todos los políticos contribuyen…y también algunos empresarios privados, que quieren estar bien con Dios y con el Diablo.
7.   Descuide, haga su programa sin miedo, aquí nadie le enviará un telegrama para sacarlo o advertirle que está violentando el Reglamento 824 o la Ley 6132, sobre Difusión y expresión del Pensamiento La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía es una entelequia, un “huacalito”, quedó cesante desde que el presidente Leonel Fernández creó una comisión para la elaboración de un nuevo Código de la Comunicación…en ese orden, estamos en el período de la “España boba”.
8.   No importa que usted sea extranjero. Aquí no se le pide ningún documento que establezca su estatus, procedencia y o de donde sacará el dinero del depósito, aquí nadie repara en eso, ni si el dinero es sucio o limpio. Con eso no hay trauma, lo que importa es que pague. Es probable que en un futuro, muy futuro alguna autoridad privada u oficial se de cuenta de que se le “guagua” y sea un poco tarde.
 
 
9.   Si usted es médico, ingeniero, abogado, político, líder religioso, plomero, barrendero, conserje, músico, arquitecto, vendedor ambulante, monte el suyo y comience a “orientar” a la ciudadanía, aquí  tenemos capacidad para hablar de todo. Total aquí “Na’e na”, como editorializó Don Adriano Miguel Tejada hace un tiempo en el periódico Diario Libre.
 
 
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here