Madrid. La tranquilidad y discreción que suelen caracterizar a la actriz protagonista de ‘Las horas’, Nicole Kidman, han brillado por su ausencia en sus últimas declaraciones sobre su vida privada, algo totalmente atípico en ella. Pero lo que llama la atención no es que haya decidido hablar sobre su vida privada, sino que lo haya hecho arremetiendo contra su ex marido, el también actor Tom Cruise. 

 
En concreto, la actriz ha atacado a su ex marido, alegando que cuando estaban juntos, el actor esperaba que ella fuera “vista, pero no escuchada”. En esos términos se refirió a su posición junto al hombre que ocupó su corazón durante diez años, en lo que fue uno de los matrimonios más sólidos de Hollywood. Nada hacía sospechar que tras la idílica imagen que transmitían -de ahí la conmoción que causó su ruptura- se escondiera un sentimiento de inferioridad y de sumisión por parte de la actriz.
 
Según la información de la revista ‘OK Magazine’, recogida por otr/press, algo similar podría estar pasando con la actual esposa de Cruise, la actriz Katie Holmes, que desde que entró a formar parte de la vida del actor, sus declaraciones públicas han sido cada vez menos y más tenues. “Sentía que era una estrella sólo por asociación”, aseguró Nicole. “Si íbamos a los Oscars, yo pensaba ‘Estoy aquí para apoyarle’. Sentía que era mi trabajo ponerme un vestido bonito para que todo el mundo me viera, pero que nadie me escuchara”, aseguró.
 
La pareja rompió hace ocho años, después de diez años de relación y dos niños adoptados en común. Cada uno rehizo su vida, Tom con Katie Holmes, y Nicole con su actual marido, Ketih Urban, de quien afirma es su “amor verdadero”, y con el que ha tenido su primera hija biológica, Sunday Rose.

También te podría interesar:   Senadores convierten en ley el proyecto de presupuesto complementario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.