Miami. El culebrón continúa. Amor de costa a costa. De Florida a California. El padre Alberto Cutié, centro del escándalo desde primeros de mes en la comunidad católica hispana tras ser descubierto con una mujer en la playa de Miami Beach, sigue enamorado. Ha vuelto a ser descubierto con su amante. Se ha refugiado con ella al otro lado del país tras anunciar que se iba de ejercicios espirituales.

En un comunicado emitido tras aparecer hace tres semanas en sendos programas de televisión en español y en inglés, y después de pedir perdón nuevamente a quienes hubiera podido ofender con sus acciones, terminaba así: «Doy gracias a Dios por la compasión y el apoyo humano que he recibido de tantas personas en nuestra comunidad, especialmente los feligreses y oyentes de nuestras emisoras. Estaré haciendo un retiro espiritual durante varios días y pido sus oraciones».

Pero no especificaba qué tipo de retiro. Lo ha aclarado TVNotas, la misma revista que publicó las primeras fotografías. En el nuevo número titula en primera página con alarde fotográfico: «¿Cuál retiro espiritual? El padre Alberto ¡ya vive con su amante! Descubrimos su nidito de amor».

El sacerdote se fue a hacer sus ejercicios a Venice Beach, la conocida playa californiana, junto a su pareja, Ruhama Canellis. Según comentó el director de la revista en la cadena Univisión, que divulgó en un nuevo programa todos los vídeos grabados cuando se hicieron las primeras fotos, la pareja estaba en la casa de la productora que dio al popular padre sus primeras oportunidades en los medios de comunicación. Juan García dijo que salían por separado, incluso conduciendo coches distintos. En las imágenes de la terraza se ve a Ruhama con una Biblia.

El padre Cutié confesó en un primer momento que le había enamorado especialmente de ella su fe. Ruhama, sin hablar públicamente, ha emitido dos comunicados y en ambos terminaba pidiendo también las oraciones de la comunidad. En el primero rogaba respeto a su privacidad y la de su hijo de 14 años y en el segundo lo repetía y desmentía otro de los capítulos oscuros del escándalo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here