París,.- La justicia francesa rebajó este lunes en apelación la pena contra el ex primer ministro François Fillon, hasta un año de prisión firme, en el llamado caso de los empleos ficticios, por los que su esposa estuvo contratada como asistenta parlamentaria sin ejercer ese puesto.

El Tribunal de Apelación de París dictó un año de prisión firme, otros tres exentos de cumplimiento, diez de inhabilitación y 375.000 euros de multa para Fillon y dos años exentos de cumplimiento y otra multa de 375.000 euros para su mujer, precisó la emisora France Info.

En primera instancia, en junio de 2020, el que fuera primer ministro durante todo el mandato de Nicolas Sarkozy (2007-2012) fue sentenciado a cinco años de cárcel, de los cuales dos firmes, a diez años de inhabilitación y a una multa de 375.000 euros por varios delitos, en particular malversación de fondos públicos.

Los jueces impusieron entonces a su esposa, Penelope, tres años de prisión exentos de cumplimiento, por lo que solo tendría que entrar en prisión en caso de reincidencia, y la misma multa de 375.000 euros.

Marc Joulaud, que era el suplente de Fillon en su circunscripción y se convirtió en diputado cuando este fue nombrado primer ministro en mayo de 2007, fue igualmente condenado en junio a tres años exentos de cumplimiento, los mismos que ahora, y a 20.000 euros de multa por haber contratado y remunerado a Penelope con dinero público sin que trabajara a cambio.

La pareja, que hoy no acudió al tribunal, había apelado la sentencia recibida y su juicio en apelación, que concluyó este lunes, comenzó el pasado noviembre en París.

La mujer estuvo contratada como asistenta de Fillon entre 1998 y 2002 y de 2012 a 2013, y como ayudante de Joulaud de 2002 a 2007.

El desvío total de fondos de forma directa o indirecta se eleva a unos 1,5 millones y el Tribunal Correccional dejó claro en junio de 2020 que no había ninguna prueba tangible que demostrara su trabajo, justificara esa cuantía y fuera proporcional a las actividades atribuidas.

Cuando se desató el escándalo, Fillon era el candidato favorito para las presidenciales francesas de mayo de 2017. No abandonó la contienda electoral pero acabó tercero en la primera vuelta de esos comicios, que dieron la victoria a Emmanuel Macron.

Fillon abandonó la política y se reconvirtió en hombre de negocios, primero en un fondo de inversión y después en las empresas rusas Zarubezhneft y Sibur, dedicadas a la explotación de hidrocarburos y a la petroquímica, pero dimitió de su puesto en los Consejos de Administración tras el inicio de la invasión rusa el pasado 24 de febrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí