Tegucigalpa- El canciller de Honduras, Eduardo Enrique Reina dijo este viernes que al expresidente Juan Orlando Hernández, capturado el martes en Tegucigalpa a solicitud de EE.UU. que lo acusa de tres delitos asociados al narcotráfico y uso de armas, no se le han violentado sus derechos al ser detenido.

“Los mecanismos que siguió Seguridad (la Policía Nacional) son los existentes; es más, todas estas formas que se han ido aplicando las aprobó el propio Juan Orlando Hernández. Se está aplicando lo que él hizo, porque no se han cambiado”, enfatizó Reina.

Las declaraciones del diplomático hondureño fueron en respuesta, aunque sin citarlo, a las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien el jueves dijo que en la captura de Hernández hubo “violación de derechos humanos”.

“Lo que le hicieron al (ex)presidente de Honduras, hace dos días, puede ser que se sostenga legalmente lo que hizo este señor pero ¿cómo lo van a encadenar? Esto es prepotencia, violación de derechos humanos; eso es indigno, encadenar a alguien”, afirmó el mandatario en su rueda de prensa diaria.

Hernández fue capturado en el portón principal de su residencia en Tegucigalpa, esposado de manos y pies, además de colocarle un chaleco antibalas, y llevado a una unidad especial de la Policía Nacional bajo rigurosas medidas de seguridad.

Desde su detención, el exmandatario ha estado recibiendo el apoyo de activistas del otrora gobernante Partido Nacional, amigos y familiares, que le han expresado que “no está solo”.

El jueves por la noche, su esposa, Ana García, celebró una “jornada de oración” frente a la unidad especial de la Policía Nacional donde está detenido Hernández, a la que asistieron decenas seguidores del expresidente, amigos y familiares portando velas.

Hernández compareció el miércoles ante un juez natural designado por la Corte Suprema de Justicia, en la que se le notificó sobre la petición de arresto preventivo que hizo el lunes Estados Unidos a través de la Cancillería y los tres cargos que le imputa ese país.

Además, se le leyeron sus derechos y se le fijó la segunda audiencia, para la presentación de pruebas, para el 16 de marzo.

Según fuentes de la Policía Nacional, Hernández está detenido en una habitación, no tiene acceso a teléfonos, está tranquilo, hace ejercicio y recibe la visita de su madre, su esposa e hijos.

Un hijo de Juan Orlando Hernández, del mismo nombre, expresó el jueves en redes sociales que “desde el primer día de su gestión inició una lucha de frente en contra del narcotráfico, crimen organizado y la corrupción que había hecho de Honduras su paraíso”.

“Ahora mi padre está siendo injustamente señalado, pero somos muchos los hondureños que reconocemos su lucha desde el primer momento, la cual causó una gran diferencia en nuestro país”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí