Nueva York,- El Gobierno de Estados Unidos anunció este lunes que ofrecerá una garantía de préstamo para Ucrania por un valor de 1.000 millones de dólares para reforzar su agenda económica y continuar su trabajo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “frente al comportamiento desestabilizador de Rusia”.

“Esta acción es parte del apoyo que Estados Unidos, nuestros aliados y socios, incluido el G7 y las instituciones financieras internacionales, han brindado a Ucrania para ayudar a proteger su economía en medio de la presión rusa de los últimos años”, asegura un comunicado del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Estados Unidos ya ofreció entre 2014 y 2016 garantías de préstamo por 3.000 millones a Ucrania, en tres paquetes diferentes, que permitieron al país europeo acceder a financiación a bajo coste en los mercados de capital internacionales.

“Estas garantías de préstamos desempeñaron un papel fundamental para ayudar a Ucrania a estabilizar con éxito su economía en medio de la agresión rusa e implementar una audaz agenda de reformas económicas respaldada por una ambiciosa cooperación con el FMI”, subrayó Blinken.

Asimismo, el jefe de la diplomacia estadounidense recordó que Estados Unidos ha proveído más de 2.000 millones de dólares en ayuda al desarrollo a Ucrania desde 2014, además de otros paquetes de ayuda económica.

Este anuncio se produce en medio de la crisis internacional desatada por la acumulación de tropas rusas junto a la frontera con Ucrania que, según la Casa Blanca, responden a la intención de Moscú de invadir el país.

Estados Unidos ordenó este lunes el traslado “temporal” de las operaciones de su embajada en Ucrania desde la capital, Kiev, hasta la mayor ciudad del oeste del país, Lviv, al insistir en que Rusia podría atacar el país “esta semana”.

Asimismo, pidió a sus ciudadanos en la vecina Bielorrusa que abandonen el país “inmediatamente”, después de que el viernes pasado hiciera un llamamiento similar a los estadounidenses presentes en Ucrania.

“Una invasión podría empezar en cualquier momento (…). Podría empezar esta semana”, dijo en una rueda de prensa la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Unas declaraciones que contrastan con las surgidas desde el Gobierno ruso, que mencionaba la posibilidad de un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN que pueda resolver la escalada de tensión en torno a Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí