Santo Domingo,- Los Criollos de Caguas superaron este martes a los Caimanes de Barranquilla de Colombia, un triunfo que evitó que el conjunto de Puerto Rico se despidiera sin victorias de la Serie del Caribe y de paso le quitó un gran peso de encima a su dirigente Ramón Vásquez.

“No tenemos ese peso de irnos con 0-5 para la isla”, externó Vásquez después de la victoria 6-2 sobre Colombia, subrayando que su equipo terminó “con una buena nota” el partido.

“Fue duro como fanático cuando fuimos a Panamá y no ganamos ni un juego, y gracias a Dios no pasé por eso como dirigente”, expuso Vásquez.

El dirigente destacó que los turnos al bate “fueron mucho mejores” que en partidos anteriores y aplaudió el trabajo del abridor Luis Leroy Cruz, quien fue el sostén donde lograron apoyarse.

“No hay palabras para describir el trabajo de Luis Leroy”, dijo Vásquez sobre su lanzador, quien cubrió siete entradas de una carrera y ponchó a ocho bateadores para acreditarse el triunfo ante una de las alineaciones más productivas del certamen caribeño.

“Él sabía la encomienda que tenía en este juego, atacó a los bateadores y se mantuvo encima de ellos”, describió el dirigente sobre la manera en la que Cruz ejecutó su plan desde el montículo.

A pesar del récord de 1-4 con el que se despide de Santo Domingo, el dirigente puertorriqueño insiste en que escogería este mismo grupo para representar a Puerto Rico, si tuviera la oportunidad de volver atrás en el tiempo.

“Si la serie iniciara mañana, yo traería nuevamente el mismo equipo” afirmó Vásquez, quien puntualizó lo alegre que se siente de que sus jugadores pudieran despedirse con una victoria de esta aventura en la Serie de Caribe 2022. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí