Pekín,- El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha pedido a Estados Unidos que evite que los satélites estadounidenses se aproximen demasiado a la estación espacial china Tiangong, informaron en las últimas horas medios chinos de comunicación.

«Los Estados Unidos han de tomar medidas inmediatas para evitar que ocurran tales incidentes», declaró el martes el portavoz de la Cancillería, Zhao Lijian, quien añadió que el país norteamericano debería mantener «una actitud responsable para proteger la vida de los astronautas en órbita y la operación estable de las naves espaciales».

China presentó este mes una queja ante la ONU en la que explicaba que la estación china tuvo que llevar a cabo, primero en julio pasado y de nuevo en septiembre, maniobras para evitar una colisión con dos satélites de la firma privada estadounidense SpaceX, fundada por el empresario multimillonario Elon Musk.

En ambas ocasiones había tripulantes a bordo de la Tiangong, por lo que los incidentes «fueron un peligro para la vida y la salud de los astronautas», expresó la delegación china.

Tres tripulantes se encuentran en este momento en la estación china, a la que llegaron el pasado 16 de octubre a bordo de la nave Shenzhou-13 para continuar la construcción de la Tiangong con vistas a concluirla a finales de 2022, después de que las tripulaciones de las futuras Shenzhou-14 y Shenzhou-15 concluyan los trabajos previstos.

La Tiangong pesará unas 70 toneladas y se espera que funcione durante unos 15 años orbitando a unos 400 kilómetros de la superficie terrestre.

SpaceX opera los satélites de comunicaciones Starlink, de los que ya ha puesto en órbita más de 1.900 desde 2019.

Pese a que se trata de una empresa privada, China pidió ante la ONU que Estados Unidos fuese «responsable» con respecto a las actividades estadounidenses en el espacio exterior, independientemente de que las lleven a cabo organizaciones gubernamentales o entidades que no lo sean.

Los satélites Starlink de SpaceX cuentan con un sistema autónomo diseñado para prevenir colisiones, pero dicho sistema hace que sea más difícil para otros actores predecir sus trayectorias y las posibles colisiones, explicó el experto Hugh Lewis en el medio especializado Space.

Los Starlink ya son parte de más de la mitad de aproximaciones demasiado cercanas entre satélites, según Lewis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí