Praga,- El gabinete de crisis de la República Checa rechazó hoy la propuesta del ministerio de Sanidad de volver a decretar el estado de emergencia para poder adoptar medidas eficaces que detengan la rápida expansión de la covid que amenaza con saturar la capacidad de los hospitales.

«En esta fase no vemos la necesidad de declarar estado de emergencia» sin que antes se evalúe si es posible resolver la situación a nivel regional, declaró hoy el ministro checo del Interior, Jan Hamacek.

Previamente, el portavoz del Ministerio de Sanidad, Daniel Köppl, había anunciado que el titular de esa cartera, Adam Vojtech, iba a proponer declarar un nuevo estado de emergencia para frenar la actual oleada de la pandemia que ha colocado a la República Checa entre los más afectados actualmente en el mundo.

La incidencia acumulada a siete días en la República Checa, de 929 nuevos contagios por 100.000 habitantes, es en estos momentos la cuarta más alta en el planeta, por detrás de Eslovaquia (1.229), Eslovenia (1.090) y Austria (1.044), según los datos del observador británico Our World in Data.

De los 4.885 los enfermos con covid hospitalizados, 715 están en estado grave. Dos tercios de todos ellos están sin vacunar, informo el Instituto de Información Sanitaria y Estadística (UZIS).

El estado de emergencia permitiría destinar recursos humanos a las regiones más afectadas, que son las del este del país, como Olomouc, Zlin y Moravia del Sur, donde hay síntomas de agotamiento en el personal sanitario y donde los gestores locales de hospitales han calificado la situación de «insostenible».

También la máxima responsable de los servicios de Sanidad, Pavla Svrcinová, ha defendido la medida (estado de emergencia) para que los estudiantes de Medicina puedan volver a ayudar a los hospitales, informó Radio Praga.

En los hospitales de Brno y Olomouc, entre otros, ya se están posponiendo operaciones para habilitar nuevas secciones dedicadas exclusivamente a pacientes de covid.

Además de los hospitales, las residencias de mayores se enfrentan asimismo a una falta de personal.

Pese a ello, no solo la mayoría de los miembros del Gobierno saliente, sino también los políticos de la oposición, que en breve asumirán el poder, se oponen al estado de emergencia, que ya estuvo en vigor en marzo del 2020, y luego entre el 5 de octubre de ese año y el 11 de abril de 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí