La Haya.- Varias personas resultaron heridas tras el estallido de disturbios entre la policía neerlandesa y cientos de participantes en una protesta en la ciudad portuaria de Róterdam contra las restricciones aplicadas por el Gobierno para frenar los contagios en Países Bajos, lo que llevó a la policía a efectuar varios disparos al aire.

No está clara la cifra total de heridos, pero el alcalde de Róterdam, Ahmed Aboutaleb, habló en una rueda de prensa de al menos siete personas heridas, y al menos 20 arrestos durante lo que calificó de “una orgía de violencia” en la que se atacó “fuertemente” a los agentes.

Según la policía de Róterdam, una manifestación convocada esta noche a través de las redes sociales contra las restricciones y la política 2G propuesta (y aún no aprobada) por el gobierno para excluir a los no vacunados del pase covid “resultó en disturbios”.

“Se han provocado incendios en varios lugares, se han usado fuegos artificiales y la policía ha realizado varios disparos de advertencia (en el aire)”, explicó la policía.

También fueron desplegados los antidisturbios y se usaron cañones de agua para dispersar a los manifestantes, que gritaban “libertad” mientras lanzaban objetos y piedras a los agentes, y quemaron al menos un vehículo policial y varios coches de civiles aparcados en el centro de la ciudad.

Además, lanzaron piedras a los bomberos que trataban de apagar los incendios y agredieron a un periodista, al que destruyeron la cámara.

Esto llevó al municipio a declarar una “orden de emergencia” al menos hasta la madrugada, lo que prohíbe la presencia de personas en varias estaciones y calles de la zona del centro de la ciudad.

Varias imágenes circulan por las redes sociales de una persona que presuntamente recibió un disparo de los agentes, pero la policía neerlandesa subraya que “aún no está claro cómo ni quién hirió” a esa persona, y pidió ayuda para identificar a los involucrados.

La policía sigue desplegada en el centro de Róterdam, aunque la situación ya está «bajo control», aseguró Aboutaleb.

El jefe de policía nacional, Henk van Essen, calificó las imágenes de los disturbios como “absurdas, casi surrealistas” y subrayó que la seguridad de los agentes y otros servicios de emergencia es “ahora una prioridad, esto no es una manifestación sino un abuso”, sentenció.

Gerrit van de Kamp, presidente del sindicato de policías ACP, también consideró los eventos de esta noche como “extraños” y envió “un gran respeto” a los agentes desplegados en Róterdam.

A principios de este año, Róterdam también fue escenario de algunas de las protestas más violentas contra el toque de queda, y se registraron fuertes choques entre la policía y jóvenes que se dieron cita durante varios días para provocar disturbios en manifestaciones contra las restricciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí