Ciudad de Guatemala,- Guatemala extraditó este lunes a Estados Unidos a uno de los hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), Luis Enrique Martinelli Linares, quien es requerido en la nación norteamericana por lavado de dinero en un caso vinculado con la firma brasileña Odebrecht.

La entrega de Martinelli Linares a las autoridades estadounidenses se registró al filo de las 11.30 hora local (17.30 GMT) en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) para su traslado vía aérea a Nueva York, donde es acusado de lavado de dinero durante la Presidencia de su padre.

Luis Enrique Martinelli Linares fue detenido el 6 de julio de 2020 cuando intentaba abandonar Guatemala junto a su hermano, Ricardo Alberto Martinelli Linares, quien también será próximamente extraditado a EE.UU.

Los dos hijos del expresidente panameño fueron arrestados cuando pretendían viajar a Panamá en un avión privado, tras casi un año en paradero desconocido.

La aprehensión se llevó a cabo a solicitud de Estados Unidos y desde entonces los hermanos se encontraban en la prisión del cuartel militar Mariscal Zavala, en el noreste de Ciudad de Guatemala, hasta el traslado este lunes de Luis Enrique Martinelli Linares.

Ricardo Alberto, por su parte, continúa en la cárcel de Mariscal Zavala y será enviado a Estados Unidos en los próximos días o semanas.

El portavoz del ministerio de Interior (Gobernación), Pablo Castillo, confirmó la entrega de Martinelli Linares a las autoridades del país norteamericano «donde tendrá que solventar su situación legal».

OCHO MESES DE ESPERA

La orden de extradición de Luis Enrique fue ordenada hace ocho meses, el 25 de mayo, por el Tribunal Tercero de Sentencia Penal del Organismo Judicial, mientras que la de Ricardo Alberto se hizo oficial el pasado 8 de noviembre después de que desistiera de los recursos que evitaban su envío a EEUU ante el Tribunal Quinto de Sentencia Penal.

La solicitud de extradición por parte de EE.UU. a los hermanos Martinelli Linares nace del supuesto delito de lavado de dinero durante el mandato de su padre en un caso de corrupción vinculado a la constructora brasileña Odebrecht.

Según la acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, los Martinelli Linares son responsables del delito de conspiración para cometer blanqueo de capitales y dos delitos de ocultamiento de información a ese efecto, entre 2009 y 2015, por cifras menores a un millón de dólares.

CAMBIO DE ESTRATEGIA

Los hermanos intentaron inicialmente a toda costa evitar su extradición a Estados Unidos, pero en los últimos meses cambiaron su estrategia. Justamente el expresidente panameño Ricardo Martinelli dijo el pasado 15 de octubre que quiere que sus dos hijos detenidos en Guatemala vayan pronto a EE.UU. para «demostrar» su inocencia.

«Yo quisiera que mis hijos fueran lo más rápido posible a los Estados Unidos porque ellos tienen que demostrar su inocencia allá», declaró el expresidente a periodistas en Panamá.

Fue así como el 25 de octubre la defensa de Ricardo Alberto Martinelli Linares removió algunos recursos presentados para evitar su extradición, que tenían detenido el proceso, dando pasó así a su traslado a EE.UU.

En Panamá, los hermanos Martinelli están imputados por presunto blanqueo de capitales en un caso conocido como «Blue Apple», por el que la jueza de la causa, Baloisa Marquínez, pidió su extradición a Guatemala, que la negó aduciendo que no existe un convenio en la materia entre los dos países.

La estancia de los hijos del expresidente Martinelli en Guatemala incluyó un supuesto plan para fugarse de la prisión del cuartel militar, según denunció a principios de julio el ministro de Gobernación (Interior), Gendri Reyes, supuestamente alertado por agencias de seguridad de países vecinos.

Sin embargo, el 23 de agosto pasado el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, aseveró en una entrevista con un medio panameño que nunca se pudo comprobar el supuesto intento de escape de los hermanos.

Los abogados de los panameños aseguraron durante 2020 y gran parte de 2021 que su captura nunca debió registrarse debido a que ambos fueron electos en 2019 como diputados suplentes del Parlamento Centroamericano.

Sin embargo, los hijos de Martinelli no fueron juramentados, por lo que la justicia guatemalteca no convalidó su calidad de diputados suplentes, pese a múltiples recursos legales interpuestos al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí