Paraíso (México),.- Entre manglares y un área de almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Paraíso, en el estado de Tabasco (sureste), Greenpeace realizó este domingo una protesta anfibia en la que exigió al Gobierno de México combatir el cambio climático y desanclarse de la industria fósil, en vísperas de la cumbre COP26.

Frente a un gigantesco mechero que quema el excedente de gas proveniente de la región marina suroeste del Golfo de México, los integrantes de la organización navegaron y desplegaron una larga manta de 25 metros en la que advirtieron que la crisis climática llegó a México:»ya está aquí #CrisisCliMéxico», Greenpeace.

Para Pablo Ramírez, especialista en energía y cambio climático de Greenpeace, la política energética impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador «no es compatible con las metas nacionales e internacionales en la reducción de emisiones de efecto invernadero», por lo que urgió un mayor compromiso ambiental.

«Estamos exigiendo que México tome en serio los compromisos climáticos y establezca medidas efectivas para reducir las emisiones de gases de invernadero, pero, sobre todo, medidas para poder adaptarnos al cambio climático que ya nos está afectando y que afecta a millones de personas en este país «, dijo el especialista en energía y clima.

La campaña se realizó la mañana de este domingo entre las costas del Golfo de México y las inmediaciones de la refinería Dos Bocas, un proyecto insignia de López Obrador que ha recibido críticas de la comunidad internacional.

Greenpeace exigió justicia energética en Tabasco ante los efectos del cambio climático.

«Vemos al estado vulnerable y a merced de las malas tomas de decisiones políticas. El desarrollo económico y el respeto a los derechos humanos pueden derivar de un modelo energético distinto, renovable, que sea justo para la gente y para el medio ambiente», dijo a Efe, Aleira Lara, directora de campañas en Greenpeace.

Greenpeace México lanzó un llamado a la delegación mexicana que participará en la cumbre climática (COP26) a presentar propuestas eficientes, efectivas y urgentes, pero sin caer en la simulación de la protección del medio ambiente.

Fotografía aérea donde se observa a activistas de la organización ambientalista Greenpeace mientras protestan hoy en una playa del municipio de Paraíso (México). EFE/ Manuel López
Fotografía aérea donde se observa a activistas de la organización ambientalista Greenpeace mientras protestan hoy en una playa del municipio de Paraíso (México). EFE/ Manuel López

Además, demandó a López Obrador «rectificar» su política energética porque que ve en la refinería Dos Bocas una distracción que elude alternativas hacia una transición a fuentes renovables.

«Desde Paraíso, Tabasco, estamos lanzando un fuerte llamado porque esta gente es altamente vulnerable a los efectos del cambio climático, donde se sigue fortaleciendo la industria fósil y se sigue reforzando el problema en lugar de salir de él», dijo la activista.

Lara lamentó que tanto la actual Administración, como las anteriores, hayan abandonado en sus políticas públicas la lucha por la defensa del medio ambiente y el cambio climático: «Esto no tiene plazo a mediano y largo alcance. ¡Necesitamos actuar ya!».

«El mensaje de Greenpeace en esta campaña es que el cambio climático ya está aquí. Necesitamos actuar y la COP26 es una cumbre en la que esperamos que los líderes del mundo lleguen con propuestas eficientes, efectivas y urgentes. No puede ser más una simulación de la protección del medio ambiente», cerró Lara.

Conocidas como cumbres del clima, las COP o Conferencias de las Partes, cuya vigesimosexta edición se celebrará en la ciudad escocesa de Glasgow entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, constituyen el foro político de más alto nivel para hacer frente a la crisis climática.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí