Nueva York- Ida, que como huracán generó una gran devastación en el sur de Estados Unidos y luego se convirtió en un ciclón postropical, azotó en las últimas horas varios estados del noreste del país dejando al menos 42 fallecidos debido a las lluvias torrenciales, rápidas inundaciones y vientos huracanados.

Veintitrés muertos han sido reportados en Nueva Jersey, según datos hechos públicos por el gobernador de la región, Phil Murphy, que apuntó que «la mayoría de los fallecidos son individuos que quedaron atrapados en sus vehículos por las inundaciones».

En Nueva York se ha informado de al menos 12 víctimas mortales, que se concentran en el barrio de Queens, además tres en Filadelfia (Pensilvania), tres en el condado neoyorquino de Westchester y una en Connecticut, según los últimos datos de medios y autoridades.

La mayoría de las muertes en Nueva York, entre ellas la de un niño de 2 años, se registró «en hogares y sótanos residenciales» debido a las inundaciones, informó este jueves el jefe de la Policía, Dermot Shea.

En Pensilvania, las autoridades del condado de Montgomery informaron de que una de las víctimas mortales era una mujer que falleció cuando un árbol impactó sobre una casa y que la peor parte de los daños se produjo en el sureste del estado.

«EL NIÁGARA EN LA CALLE»

Tras dejar seis muertos en el sur de EE.UU., Ida llegó con fuerza al área triestatal de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut convirtiéndose en un evento meteorológico «histórico», que en el caso de la Gran Manzana rompió los récords registrados hace solo unos días con las fuertes lluvias descargadas por la tormenta Henri.

En Central Park se registraron solo en una hora 3,15 pulgadas (8 centímetros) de agua cerca de las 9 de la noche del miércoles, lo que supone la mayor cifra obtenida desde que se comenzaron a recopilar datos en 1870, y la ciudad emitió por primera vez un aviso de emergencia por inundación rápida, que implica que hay riesgo mortal.

La magnitud se pudo medir hoy en las declaraciones de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, quien aseguró que es «la primera vez que ha habido una tromba de agua repentina de esta proporción» en el área, la comparó con tener «unas cataratas del Niágara en la calle» y reconoció «deficiencias en el drenaje» local.

Hochul, que declaró el miércoles el estado de emergencia, dijo en una rueda de prensa ya bajo cielo soleado que el presidente de EE.UU., Joe Biden, ofreció asistencia federal para evaluar los daños y que «el dinero fluya» cuanto antes a los hogares y negocios devastados por este fenómeno que ha traído ecos del huracán Sandy.

El alcalde de la Gran Manzana, Bill de Blasio, subrayó la necesidad de «hacer cambios» en la preparación frente al cambio climático y agradeció el esfuerzo de los equipos de emergencia que rescataron ayer a «cientos» de personas, muchas de ellas atrapadas en vehículos llenos de agua.

En la superpoblada urbe, prácticamente todas las líneas del metro quedaron suspendidas al ser inundadas por auténticas riadas y cascadas de agua que caían tanto por las escaleras de las estaciones como por los techos de los túneles, con espectaculares incidentes grabados por los ciudadanos que hoy circulaban por las redes sociales.

ESTADOS ALEDAÑOS

Ida ha tenido un impacto notable en Nueva Jersey y Connecticut, cuyos gobernadores también declararon el miércoles el estado de emergencia para facilitar el trabajo de rescate y recuperación en las áreas más afectadas por las lluvias torrenciales e inundaciones, sobre todo barrios y carreteras.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, calificó de «extraordinario» y «trágico» el impacto y adelantó que las tareas de recuperación «llevarán algún tiempo».

En ese estado se han visto barrios enteros sumergidos en la localidad de Cranford y evacuaciones de hogares tras el desbordamiento del río Passaic, cuyas aguas atraparon un vehículo en el que viajaban tres familiares, de los cuales falleció un hombre de 70 años, según recogía el canal ABC 7.

En Connecticut, donde de momento no se lamentan fallecidos, Ida elevó los caudales de varios ríos y hay un policía estatal hospitalizado después de que su vehículo quedara atrapado por las aguas a la altura de la localidad de Woodbury, según el medio CT Insider.

En su camino hacia Canadá y degradado a ciclón postropical, se espera que Ida «finalice lentamente la amenaza de inundación» pero hay posibilidad de que genere tornados a su paso por Rhode Island y Massachussetts, de acuerdo con informaciones del Servicio Nacional de Meteorología (NWS, en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí