Shanghái (China),- Las autoridades del puerto chino de Ningbo-Zhoushan, el tercero mayor del mundo por volumen de carga, anunciaron hoy la reapertura de una terminal clave en la que las operaciones quedaron suspendidas hace dos semanas por un caso de covid-19, informa la televisión estatal CCTV.

Tras obtener resultados negativos en la última ronda de pruebas de coronavirus efectuada en la terminal, la autoridad portuaria decidió «levantar totalmente» las medidas aplicadas tras el hallazgo del citado caso y «retomar las operaciones».

La terminal de contenedores de Meidong -por la que pasa cerca del 25 % de la carga de ese puerto, según la consultora GardaWorld- quedó cerrada el pasado 11 de agosto después de que un trabajador de 34 años diese positivo asintomático en una prueba de covid.

Aunque en un principio los expertos citados por la prensa oficial pronosticaban que la terminal estaría cerrada cerca de un mes, finalmente se han acortado dichos plazos.

Parte de los cargueros que se dirigían a Ningbo-Zhoushan, situado en la provincia oriental de Zhejiang, fueron derivados a otras terminales o directamente a otros puertos, lo que agravó los problemas logísticos del centro de transporte, que ya acumulaba un gran volumen de cargueros y petroleros debido a que los tifones habían obligado a cerrar los muelles a finales de julio.

Según la asociación industrial World Shipping Council, Ningbo-Zhoushan fue en 2020 el tercer mayor puerto del mundo por volumen de carga, con 28,72 millones de TEU (unidad equivalente a un contenedor de veinte pies), lo que también lo sitúa como el segundo mayor de China después del de Shanghái (este).

El cierre de Meidong no fue la primera ocasión en la que los contagios de covid provocan atascos logísticos en puertos chinos, situación que ya se había dado a finales de junio en otro de los centros marítimos más importantes del país, el de Yantian (sureste).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí