Cannes (Francia).- Madre e hija en la vida real, Tilda y Honor Swinton han recreado de nuevo esa relación en la gran pantalla en «The Souvenir. Part II», segunda parte de la película autobiográfica de la directora británica Joanna Hogg.

En «The Souvenir» (2019), Honor era Julie, una estudiante de cinematografía que se pierde a sí misma por una relación con un hombre ligeramente mayor y enigmático, un ‘dandy’ sarcástico que acaba falleciendo por una sobredosis.

«The Souvenir. Part II» retoma la historia justo después de ese momento. Julie se instala de forma temporal en casa de sus padres, hasta que empieza a encauzar su duelo, y centra su filme de fin de carrera en esa historia de amor y su recuerdo de la misma.

«Siempre tuve la intención de hacer un proyecto en dos partes», contó este miércoles la directora en su estreno en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, sección paralela del certamen que se celebra desde este martes y hasta el 17 de julio.

Hogg (Londres, 1960) gestó la idea de esta película en 1998, pero no la llevó adelante porque su expareja le seguía resultando tan misterioso que admite no haber sabido cómo definirlo. Darse cuenta de que podía contarlo desde su propio punto de vista fue el punto de partida para que viera la luz «The Souvenir» en 2019.

La también británica Tilda Swinton, una de las actrices más camaleónicas de Hollywood, conoció a la directora en los tiempos en que la primera era estudiante de cine y de hecho ella actuó en el proyecto de graduación que se recrea en este nuevo filme.

«En cierto sentido también es autobiográfico para mí», dijo hoy la intérprete, que en la competición oficial de Cannes, la que entrega la Palma de Oro, participará en esta 74 edición con «The French Dispatch», del estadounidense Wes Anderson.

La actriz consideró irrelevante para la historia haber actuado con su propia hija en una y otra parte. «Es cierto eso de que en el cine somos todos una familia. Y esta es una película autobiográfica que no habla de la nuestra», señaló.

Para Hogg era necesario completar su proyecto con esta segunda parte, en la que Julie encuentra su propia voz: «No podíamos acabar con un hombre que mas o menos ha manipulado a una mujer. Esta segunda parte es esencial», dijo asegurando que no habrá una tercera.

Honor Swinton, de 23 años, leyó cartas y diarios personales de la realizadora y habló con ella de sus emociones para poder impregnarse de su rol. La joven se estrenó en «Io sono l’amore» (2009), de Luca Guadagnino, una película en la que también actuaba su madre, y «The Souvenir» fue en 2019 su segundo filme como actriz.

La Quincena, que este año también proyectó «The Souvenir», es una sección independiente del Festival de Cannes creada en 1969 y dirigida a producciones de autor.

En esta edición ha seleccionado además a Nathalie Álvarez Mesén, costarricense y sueca, que participa con «Clara Sola»; al uruguayo Manuel Nieto Zas, que llega con su tercer largometraje, «El empleado y el patrón», o a la brasileña Anita Rocha da Silveira, que estrenará «Medusa».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí