Plymouth (Reino Unido),- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, subrayó este miércoles que el mundo está en un punto de inflexión histórico, donde las democracias deben prevalecer frente a los autoritarismos, en discurso en la base de la Royal Air Force en Mildenhall, en el Reino Unido.

Minutos después de su llegada a este país, Biden se dirigió a los soldados estadounidenses destacados en esa base, en una alocución con tintes patrióticos y en la que también habló de los objetivos de su primer viaje internacional, que le llevará al Reino Unido, Bruselas y Ginebra.

«Estoy tan orgullo de estar con ustedes al comienzo de mi primer viaje al extranjero como presidente», dijo Biden a los militares.

En Ginebra, el mandatario estadounidense tiene previsto reunirse con su homólogo ruso, Vladímir Putin, y a ese respecto afirmó en Mildenhall que EE.UU. no busca un conflicto con Rusia, sino que quiere «una relación predecible».

Y agregó que tienen intención de lograr una «estabilidad estratégica» y mantener los tratados sobre el control de armas con Moscú.

Aun así, Biden advirtió que su Administración responderá de manera «firme y significante si el Gobierno ruso inicia un conflicto» y transmitirá que habrá consecuencias si se viola la soberanía de las democracias de EE.UU. y Europa.

«Quiero dejar claro que la Alianza Transatlántica permanecerá como una fuente vital de fuerza para el Reino Unido, Europa y Estados Unidos», aseguró Biden, que el 14 de junio participará en la cumbre de la OTAN en Bruselas.

Biden llegó este miércoles al Reino Unido, donde mañana se reunirá con el primer ministro, Boris Johnson, y participará a partir del viernes en la cumbre del G7, que durará tres días.

En su alocución, Biden reiteró que quiere transmitir a los aliados que «EE.UU. está de vuelta» y que las «democracias del mundo están juntas para afrontar los retos más duros y los asuntos que afectan a nuestro futuro».

Todo ello con el objetivo de mejorar la seguridad nacional de EE.UU. y la prosperidad económica.

Y adelantó que en el G7 EE.UU. quiere lanzar una agenda «ambiciosa, resiliente y de desarrollo» para que haya inversiones en infraestructura de alta calidad, digital y de salud.

Asimismo, reiteró que van a abordar los ciberataques efectuados con «ransomware», como los últimos producidos en EE.UU. y presuntamente lanzados desde territorio ruso.

El mandatario estará hasta el domingo en el Reino Unido, donde también tiene previsto mantener un encuentro ese día con la reina Isabel II en el castillo de Windsor.

Más tarde, en la capital belga, tiene programado acudir a la cumbre de la OTAN del próximo 14 de junio y a otra entre Estados Unidos y la Unión Europea al día siguiente; antes de reunirse con Putin en su primer cara a cara en Ginebra el próximo día 16.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí