Nueva York,- El expresidente estadounidense Donald Trump se ha trasladado de su mansión en el sur de Florida al club de golf que tiene en Nueva Jersey, donde tiene previsto pasar el verano, según confirmó este miércoles la cadena CNN.

Trump hizo el traslado hace una semana, tras haber pasado los últimos meses en Mar-a-Lago, la exclusiva propiedad de Palm Beach (Florida) que convirtió en su residencia después de abandonar el pasado enero la Casa Blanca.

Según la CNN, miembros de la oficina establecida por Trump tras su paso por la Presidencia se han movido también al club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), desde donde trabajarán este verano, aunque también harán visitas regulares a las oficinas del magnate en Nueva York.

Bedminster se encuentra a unos 70 kilómetros de la Gran Manzana y Trump ya pasó allí numerosos fines de semana durante su etapa como presidente.

Esta pequeña localidad de Nueva Jersey se convertirá durante unos meses en el epicentro de la política conservadora en Estados Unidos, en la que Trump mantiene una enorme influencia.

Desde enero, numerosas figuras del Partido Republicano han viajado a Mar-a-Lago para reunirse con el expresidente o recibir su apoyo de cara a próximas carreras electorales y Trump ha sido anfitrión de numerosos eventos para recaudar fondos para candidatos y causas políticas, que ahora se trasladarán al noreste de Estados Unidos.

Según la CNN, Trump tiene previsto participar el 22 de mayo en uno de esos eventos destinado a captar dinero para el grupo de acción política («SuperPAC», como se conocen en EE.UU.) Make America Great Again Action que lidera el que fuera uno de los principales asesores de su campaña, Corey Lewandowski.

Trump confirmó el mes pasado que está un «100 % considerando» presentarse a las elecciones presidenciales de 2024 y contempla como su posible candidato a vicepresidente al gobernador de Florida, Ron De Santis, uno de sus más férreos aliados.

Mientras, el magnate neoyorquino sigue siendo investigado en su estado natal por supuestos fraudes cometidos por su conglomerado empresarial.

Este martes, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció que se unirá a la oficina del fiscal del distrito de Manhattan en una investigación de carácter criminal contra la empresa de Trump.

Esta nueva vertiente de la investigación se centra en comprobar si el conglomerado Trump engañó a prestamistas y compañías de seguros sobre el valor de las propiedades y si pagó los impuestos correspondientes por las transacciones que realizó.

La notificación de James a la organización trae un nuevo nivel de riesgo legal para el expresidente, de cara a su posible candidatura a las próximas presidenciales, ya que la fiscal general ahora puede pedir sanciones penales como parte de la investigación.

La oficina del fiscal de distrito de Manhattan está examinando millones de páginas de documentos que incluyen las declaraciones de impuestos de Trump.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí