Ir al cine es una realidad que se acerca por el placer que proporciona el ambiente íntimo y sensitivo, autopista de las emociones humanas

José Rafael Sosa

El avance del proceso de vacunación contra la pandemia y la necesidad de vivir la fantasía que sólo puede emanar como  espectáculo audiovisual desde la gran pantalla, parecen unir sus redes para que el cine, con las medidas de protección bio sanitarias recomendadas, vuelva a ser.

En el país, el público ha iniciado, primero lentamente en un proceso que se ha ido acelerando, vuelve a las salas comerciales de la opción que ofrece la única cadena que ha abierto salas.

Tan pronto la Organización Mundial de la Salud (OMS, marzo 2020) declaró la pandemia, la vida social, tal cual se venía verificando, se detuvo y en la industria del cine se expresó en Salas vacías, rodajes paralizados y estrenos retrasados de manera indefinida se dan en todos los rincones del planeta.

Primeros en cerrar

Los cines fueron de los primeros espacios sociales y lúdicos en cerrar,  el  martes 17 de marzo de ese año,  clausurando una experiencia que ha sido factor inherente en la vivencia de generaciones de todas las clases sociales, desde los perfumados ambientes de las más altas hasta los maratónicos fílmicos de los matinée dominicales en los sectores medios y de escasos recursos, proporcionando una experiencia no superada ni siquiera por la televisión, para los años sesenta en blanco y negro. Para esa fecha cerraron sus puertas las dos cadenas principales: Caribbean Cinemas y Palacio del Cine.

Era una consecuencia del primer caso registrado en el país que tuvo lugar en la provincia La Altagracia en el cuerpo de un  paciente italiano de 62 años de edad de nacionalidad italiana, quien ingresó al país el 22 de febrero de 2020, procedente de Pesaro, en la región Marcas en Italia, donde un brote de este nuevo coronavirus ha estado en curso desde enero de 2020 y ya ha afectado a 888 personas en Italia.

La pandemia cerró de golpe las puertas de la industria del cine, desde los rodajes hasta las boleterías, dejándonos sin cine,  como ocurría en todos los países del mundo, llevando la expresión del cine al sistema de televisión pagada (streaming) y empujando a los festivales de cine más trascendentes, a las plataformas ZoomGoogle MeetJitsi y Microsoft Teams, entre otras.

La pandemia impulsó el crecimiento de los grupos de Wassap de la gente de la industria y la crítica, como consecuencia de la necesidad de espacios para hablar del cine.

La reapertura

El jueves 8 de octubre, la cadena Caribbean Cinemas por medio de su directora de Operaciones, Zumaya Cordero, abren salas seleccionadas de esa cadena, sujetas a una protocolaria sanitaria que acoge las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública, añadiendo medidas adicionales adaptadas a salas: (higienización de las zonas de mayor contacto luego de cada función, adquisición de boletas y combos palomeros por vía digital y otras). Era una convocatoria a la fe por el cine, frente a todo el temor del contagio.

Desde la perspectiva del cine dominicano, la cartelera se vio premiada por Mis 500 locos (Leticia Tonos) en octubre y Papi (Noelia Quintero) desde el 26  de  noviembre, de 2020, producciones de una excelencia fílmica notable, pero vista por pocos amantes del cine local de trascendencia, lo que fue sin dudas una  pena verdadera.

El nuevo aliento

El estreno de Mujer Maravilla 84 (Patty Jenkins)  en diciembre pasado fue una apuesta que procuraba atraer el público al cine y que parece haber establecido la base para un nuevo aliento hacia el cine y que se ha expresado ahora en Marzo, en  el incremento de quienes hacen filas, pocas pero esperanzadoras, ante las boleterías.

Las salas que exhiben películas, con apego a los protocolos de bio seguridad, ahora son: Downtown Center, Downtown VIP, Mega Plex 10, Galería 360, Plaza Duarte Las Colinas  (Santiago) y La Marina (Casa de Campo) y Multiplaza La Romana (La Romana).

Posteriormente, ya en enero y febrero, se mantuvo una cartelera con películas de atractivo comercial y ahora está afinando una oferta de producciones de alto impacto: Kings Man, Nadie, Godzilla vs, Kong (que entra esta semana la cartelera), Rápidos y Furiosos 9,   La mujer en la ventana, Black Widow, Sin tiempo para Morir (007) y Un lugar en Silencio (con Emely Blunt).

El camino se abre

En muchos países se han iniciado campañas para acercar el público al cine. España es uno de los que mejor ha logrado un corto que sintetiza ese objetivo.

Ir al cine ahora, con la seguridad de los protocolos y el avance en la vacunación, es una realidad alcanzable y que se revierte en el placer que proporciona el ambiente íntimo y sensitivo, la autopista de todas las emociones, desde la tristeza por el amor extraviado entre lágrimas, hasta la trepidante acción aderezada de disparos, sonidos que rechinan y retumban o cuando se exprimen con morbosa delicia las vueltas del pensamiento profundo desde los dramas de autor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí