Tegucigalpa.- La Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA) de Honduras alertó este jueves a la población sobre ofertas fraudulentas de vacunas contra la covid-19, luego de que México decomisó una partida ilegal del preparado ruso Sputnik V.

“Hacemos un llamado a la población a que cualquier oferta en la que le ofrezcan la vacunación y le estén pidiendo dinero, hay que tener cuidado, es una estafa, las vacunas son gratuitas y no se ofrecen a través de las redes sociales”, dijo el comisionado presidente de Arsa, Francis Contreras.

El funcionario pidió la colaboración de los medios de comunicación para “alertar a la población que cualquier oferta (sobre la venta de vacunas) es una estafa”.

Contreras se pronunció así al ser consultado por periodistas sobre el decomiso, en México, de vacunas rusas Sputnik V en el Aeropuerto Internacional de Campeche, que pretendían ser trasladadas en un avión privado a Honduras.

La carga ilegal, decomisada por la Administración General de Aduanas, en coordinación con el Ejército, incluía 1.155 frascos con lo equivalente a 5.775 dosis de la supuesta vacuna rusa contra la covid-19, ocultas entre refrescos y golosinas.

Contreras señaló que la vacuna anticovid rusa “no se transporta entre hielo que uno encuentra en un supermercado, sino que se debe transportar a -18 grados, en una caja fría especial”.

Agregó que en otros países del mundo, que no identificó, “algunas personas sin escrúpulos pretenden engañar, ante la necesidad que todos tenemos de vacunarnos, ofreciendo producto fraudulento”.

Rusia agradeció hoy a México por decomisar la carga ilegal de la vacuna rusa, que “no tiene relación alguna” con el fármaco original.

“Tras estudiar las imágenes del lote decomisado, podemos afirmar que se trata de una sustancia falsificada, que no guarda relación alguna con la vacuna original, incluido el diseño de los contenedores y las etiquetas”, dice un comunicado del Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR).

El FIDR subrayó que cada partida de Sputnik V se somete a “controles estrictos y cada frasco tiene un código QR único”, que ayuda a comprobar su procedencia a los distribuidores.

El alto funcionario de Honduras recordó que hace un par de semanas, la institución hondureña había anunciado que “personas sin escrúpulos estaban ofreciendo, en redes sociales, la vacuna Sputnik V. Denunciamos que era un fraude, una estafa”.

“Si alguien está comercializando la vacuna en el país, está cometiendo un delito y las autoridades deben tomar cartas en el asunto, porque la vacuna es gratuita”, insistió Contreras.

La Arsa autorizó a finales de febrero el uso de la vacuna Sputnik V, como método para enfrentar la pandemia del coronavirus, enfermedad que deja en el país centroamericano más de 180.000 contagios y 4.390 muertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí