Asunción,- Paraguay agregó este viernes 25 decesos y 1.766 nuevos positivos por covid en un día para un total de 3.436 óbitos y 177.593 contagios, con un aumento sostenido de casos que a partir de esta medianoche obligará a retomar las restricciones de movilidad nocturna.

El informe diario del Ministerio de Salud cifra en 1.364 los hospitalizados y 341 los pacientes en cuidados intensivos de los centros públicos, en línea con el nivel de saturación del sistema, golpeado además por falta de medicinas e insumos para atender casos graves de covid-19.

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, informó a los medios que la policía y las fuerzas militares, apoyadas por las autoridades comunales, volverán a controlar desde este viernes el toque de queda en vigor entre las 00.00 y las 05.00 para frenar la circulación del virus.

“Retomaremos el control porque tenemos la información de que los fines de semana se dan las aglomeraciones y los contagios masivos”, afirmó Giuzzio, cuyo anuncio también se relaciona con la alerta roja declarada esta semana por el acelerado nivel de transmisión.

La situación también ha disparado las alarmas en las autoridades sanitarias ante el inminente colapso total de los servicios, en la sociedad científica y la Asociación Paraguaya de Sanatorios y Hospitales Privados.

“El nivel de ocupación supera las ampliaciones realizadas en los sanatorios para enfrentar la pandemia y de continuar el aumento de casos, ya no se podrá garantizar la atención a los pacientes”, advirtió el gremio en un comunicado.

Por ello, los empresarios del sector instaron a la población “a resguardarse, a evitar reuniones de carácter social y el tránsito innecesario” y al Gobierno a tomar medidas ante “lo que podría ser una tragedia humanitaria de dimensiones insospechadas”.

Por su parte, el Círculo Paraguayo de Médicos apeló a la responsabilidad y el compromiso ciudadano “ante el preocupante colapso que soporta actualmente el sistema de salud”, mientras que la Sociedad de Neumología clama la vuelta al confinamiento de inicios de pandemia.

Las autoridades reconocieron este viernes que el país, de 7 millones de habitantes, se encuentra en una segunda ola de la pandemia “de aceleración importante de nuevos casos por día, un fenómeno regional”, según el director de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud.

Sequera reseñó en rueda de prensa que los casos tiene como foco Asunción y el departamento Central, el más poblado del país, si bien alertó del aumento en otras regiones sanitarias en un contexto “grave a nivel nacional”.

A la crisis sanitaria, que desde hace una semana motiva protestas ciudadanas diarias para exigir la salida del Gobierno, se ha sumado el retraso de la llegada de vacunas para inmunizar a la población, siendo Paraguay uno de los más rezagados de la región.

Las autoridades de la cartera anunciaron este viernes el inicio de la inoculación de las 20.000 dosis de la china Coronavac donadas por Chile una vez aplicadas las 4.000 de Sputnik V adelantadas por el Fondo Ruso de Inversión, de un total de un millón.

Todas esas partidas son para el personal de la sanidad pública y privada más expuesto al virus, unos 70.000 trabajadores.

El Gobierno se confió al sistema Covax, al que encargó un total de 4,3 millones de dosis con el objetivo de inmunizar al 30 % de la población, sin que haya llegado adelanto alguno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí