Bruselas,- El enviado especial estadounidense para el clima, John Kerry, aseguró este martes que la cooperación entre su país y la Unión Europea (UE) frente a la crisis climática deberá ser ahora “más fuerte” que la mantenida antes de adoptar el Acuerdo de París de 2015, y apostó por alinear las políticas de las dos partes en la materia.

“Cuando vengo aquí a renovar las conversaciones con nuestros amigos en Europa sobre nuestra cooperación en el clima, que fue extraordinaria en el periodo previo a París, tendrá que ser incluso más fuerte ahora”, declaró Kerry antes de participar en la reunión semanal de los comisarios europeos a la que ha sido invitado.

Afirmó que Washington no tiene “mejores socios” frente a la crisis climática que la UE, y destacó la importancia de que Estados Unidos y los Veintisiete se “alineen ahora” en ese ámbito.

Subrayó que un país por sí solo no podrá resolver la crisis, sino que serán necesarios “todos los Estados”, además de la sociedad civil y el sector privado.

“Se necesitarán billones de dólares, o de euros, o de cualquier divisa, pero todos los análisis económicos lo dejan claro. Es más caro para nuestros ciudadanos no responder y no hacer lo que tenemos que hacer que hacerlo. Así que el sentido común dicta que este es el momento”, dijo en referencia a la cumbre del clima que se celebra este año en Glasgow (COP26).

LA COP26, “LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD”

En ese sentido, se refirió a la COP26 como “la última mejor oportunidad” y “la mejor esperanza” para que el mundo “se una” y construya sobre el Acuerdo de París.

“París solo no hace el trabajo. Si todos hiciéramos lo que aparece en el Acuerdo de París, todavía habría un calentamiento de, quizá, 3,7 grados o más. Y no estamos haciendo todo lo que propusimos hacer en París. Así que este es el momento para que los países, (…), gobiernos, gente, se unan y hagan el trabajo. Podemos hacerlo”, constató.

En efecto, recalcó que ya están disponibles “muchas de las tecnologías” necesarias y que “muchas empresas están trabajando muy duro para desarrollar las tecnologías que sabemos que necesitamos”.

“Esto se puede hacer, pero los científicos nos dicen que esta década, de 2020 a 2030, debe ser la década de acción”, comentó Kerry, quien puso el acento sobre el compromiso del presidente estadounidense, Joe Biden, con la lucha contra el cambio climático.

Avisó de que el mundo hace frente a una crisis extraordinaria, de que la ciencia “nos está gritando” y de que las pruebas sobre el cambio climático “crecen cada año”. De hecho, afirmó que 2020 fue el año más cálido en la Historia.

Pese a insistir en que se trata de una crisis, consideró que también es “el momento de la mayor oportunidad desde, quizá, la Revolución Industrial, para construir mejor, para renovarnos nosotros mismos y nuestras economías”.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, Frans Timmermans, se mostró convencido de que si Washington y Bruselas trabajan juntos “pueden mover montañas”.

Kerry se desplazó este martes a Bruselas para abordar con el Ejecutivo comunitario los preparativos de la COP26.

Además de participar en la reunión semanal de los comisarios europeos, mantendrá encuentros con Timmermans, así como con la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, y el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí