Advierte ausencia de lluvias empieza a afectar ríos que suplen a sus acueductos



Santo Domingo. – La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) corrigió 245 averías en líneas de agua potable de diferentes diámetros y ejecutó 7,680 intervenciones en la red de alcantarillado sanitario en la última semana, a fin de beneficiar a la ciudadanía.

El director general de CAASD, ingeniero Felipe Suberví, precisó que, para optimizar y brindar un servicio de calidad, hicieron 13 desobstrucciones, dieron mantenimiento a 12 válvulas, realizaron dos empalmes y detectaron fugas no visibles en domicilios del Gran Santo Domingo.

Para reducir pérdidas del preciado líquido, las correcciones de averías fueron realizadas en sectores del municipio Pedro Brand, así como en: Arroyo Hondo Viejo, Los Ríos, Colina del Seminario, Zona Universitaria, Los Prados, El Manguito, Caballona, Los Tres Brazos, Los Mina, Villa Duarte, Amarilis IV, La Victoria, Los Guaricanos, Villa Mella, El Majagual, entre otros.

“En la red de alcantarillado sanitario nuestras brigadas dieron mantenimiento a 7,248 metros lineales de redes (7.2 kilómetros), limpiaron 312 registros y 110 acometidas, al tiempo que repararon tres líneas y siete acometidas, con el propósito de prevenir enfermedades y llevar salud a los ciudadanos”, dijo el ingeniero Suberví.

Producción de agua potable y niveles de presas

La producción de agua potable que sirve la Corporación a los residentes del Gran Santo Domingo es de 401 millones de galones por día. “Esta reducción en la producción se debe al descenso de los caudales de los ríos Duey, Isa Mana, Isabela y Ozama”, indicó el director de la CAASD.

“El acueducto Valdesia Santo Domingo, nuestro principal sistema de servicio del líquido y que aporta el 37% del agua potable que producimos, opera en condiciones normales. Esto se debe a que no está influenciado por los caudales del río Nizao porque su volumen de trabajo depende, fundamentalmente, del agua almacenada en las presas de Jigüey y Valdesia”, explicó Suberví.

Indicó que, aunque el caudal del río Nizao ha bajado considerablemente, el líquido depositado en ambos embalses es suficiente para mantener a Valdesia Santo Domingo a plena capacidad.

Mientras, la presa de Jigüey está en la cota (altura) 536.17 metros sobre el nivel del mar (MSNM) y la de Valdesia en la 146.20 MSNM, añadió.

El funcionario detalló que el complejo Nizao Valdesia (compuesto por las presas Jigüey, Aguacate, Valdesia y el contraembalse Las Barías) tiene una demanda de agua para consumo humano, regadío agrícola y producción de energía eléctrica de unos 20 metros cúbicos por segundo (m³/s), pero el río Nizao sólo les está aportando 4 m³/s por la falta de lluvias.

“Esto significa que la diferencia faltante es consumida del agua que tenemos almacenada. De ahí la importancia de los embalses en los sistemas de abastecimiento. Las presas guardan agua para tenerla disponible en los momentos de bajos niveles de los ríos”, explicó Suberví.

“Reiteramos nuestro encarecido llamado a la ciudadanía a economizar el preciado líquido que le servimos, sobre todo, en estos momentos en que los caudales de los afluentes presentan disminución y los pronósticos meteorológicos son de pocas precipitaciones para este mes de marzo”, enfatizó del director de la CAASD.

“Les solicitamos que utilicen el agua potable responsablemente en labores esenciales del hogar, eviten su uso dispendioso y revisen sus instalaciones para prevenir fugas del fluido que tanto necesitamos. Tenemos el compromiso de trabajar las 24 horas para llevar lo mejor a la población, sólo pedimos que cada ciudadano se convierta en parte de la solución”, precisó finalmente Felipe Suberví.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí