Katmandú.- Más de cien manifestantes fueron detenidos este jueves durante una huelga general en Nepal contra la disolución en diciembre del Parlamento por petición del gabinete del primer ministro, K.P. Sharma Oli, que obligó además a adelantar las elecciones generales a abril y mayo, un año antes de lo previsto.

La huelga general fue convocada por el ex primer ministro Madhav Kumar Nepal (2009-2011) y por el excomandante guerrillero Pushpa Kamal Dahal, líder de una de una de las dos facciones enfrentadas del gobernante Partido Comunista de Nepal (CPN).

En Katmandú se cerraron los mercados y los centros educativos, además de cancelarse el servicio de transporte, según explicó a Efe el superintendente Sushil Singh Rathour, portavoz de la Policía metropolitana.

Además “la policía arrestó a los implicados en actos de vandalismo”, añadió el portavoz policial, situando el número de detenidos en más de cien.

Entre los actos vandálicos están la quema de un taxi o haber destrozado otro vehículo.

Dahal, conocido por el sobrenombre de Prachanda, aseguró en declaraciones a los medios que entre los motivos de la huelga general de hoy están la reciente decisión de Oli de nombrar a dedo a funcionarios para varios órganos constitucionales.

La decisión fue ratificada el miércoles por la presidenta nepalí, Bidya Devi Bhandari, nombrando a 32 funcionarios para una decena de órganos constitucionales, incluidos la Comisión de Investigación de Abuso de Autoridad y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El pasado 20 de diciembre la presidenta Bhandari también fue la encargada de certificar la disolución de la Cámara de Representantes o Cámara Baja a petición de Oli, una decisión que expertos constitucionalistas consideran que va en contra de la Carta Magna.

“Nos vemos obligados a llevar a cabo huelgas generales contra la medida inconstitucional de Oli”, dijo hoy Prachanda, que anunció que endurecerán las protestas desde mediados de febrero.

Sin embargo hasta ahora la presión en las calles no ha surtido efecto, por lo que el Tribunal Supremo se ha convertido en la última esperanza de la oposición contra la disolución del Parlamento, que en la actualidad estudia trece peticiones contra la medida.

CRISIS EN EL PARTIDO DEL GOBIERNO

La decisión de disolver el Parlamento está precedida por una creciente disputa entre las dos facciones del partido gobernante nacido tras la fusión del CPN-UML de Oli y el CPN (Centro Maoísta) del excomandante guerrillero Dahal.

Los dos partidos llegaron al poder como una alianza en febrero de 2018, tras obtener una rotunda mayoría en las elecciones generales, y en mayo de ese mismo año se fusionaron oficialmente, con el marxismo-leninismo como referencia dogmática de la formación.

La alianza dio paso al gobierno con mayor respaldo popular en Nepal en las últimas dos décadas.

Pero los roces entre las dos facciones de la alianza comenzaron el año pasado, cuando Dahal exigió un Gobierno que alternase el poder entre ellos, y la negativa de Oli, que también fue acusado de promover la corrupción, llevó al partido a iniciar los preparativos para destituirlo, aunque el primer ministro movió ficha antes. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.